El fin del bipartidismo llega a la Eurocámara

- 28 de mayo de 2019 - 00:00

El poder de los populares y socialistas disminuyó. Con el avance de los liberales y verdes las alianzas son cruciales en la nueva legislatura. La participación del 51% fue clave en estos comicios.

La gran sorpresa de las elecciones de la Unión Europea (UE) fue la alta participación. El 51% de los 400 millones de los electores habilitados emitió su voto, el 8% más que en 2014.

Los resultados preliminares muestran que los europeos asestaron un duro golpe a los políticos tradicionales de centro-izquierda y centro-derecha, del Partido Popular Europeo (PPE) y de la Alianza de los Socialistas y Demócratas (S&D), respectivamente.

Ambos fueron privados de la mayoría absoluta con la que hasta ahora gobernaban el Parlamento Europeo.

Los votantes se mostraron a favor de una lista fracturada de legisladores pro-UE y dieron pequeñas ganancias a la extrema derecha.

Los resultados y los afectados
La votación siguió a un período tumultuoso. En los cinco años transcurridos desde las últimas elecciones del Parlamento Europeo, que reúne a 28 naciones, fue sacudido por repetidos ataques terroristas, la crisis de refugiados, la decisión de Gran Bretaña de abandonar el bloque y el dolor persistente de la crisis financiera.

En Francia, la líder de extrema derecha, Marine Le Pen, superó al presidente Emmanuel Macron en una repetición de su victoria en 2014.

Los principales partidos alemanes, por su parte, se desplomaron y los socialdemócratas son los más afectados por la derrota. El resultado aceleraría la salida de la canciller Angela Merkel.

Mientras que en Grecia, el primer ministro, Alexis Tsipras, convocó a elecciones anticipadas en su país tras su fracaso, publicó el diario The Washington Post.

Margrethe Vestager, comisionada de la UE, que milita en el bloque liberal ALDE, indicó al diario alemán DW que los votantes se dieron cuenta de lo que estaba en juego.

“En adelante las cosas se complican, porque ninguno puede vivir sin el otro para tener la mayoría funcional que sea lo suficientemente fuerte”, remarcó Vestager.

Janis Emmanouilidis, analista político del Centro de Política Europea, con sede en Bruselas, señaló que los partidos pro-UE todavía tienen  el 80% de los curules.

En algunos de los 28 Estados europeos, los partidos  grandes del centro del espectro político lucharon, mientras que se fortalecieron los partidos liberales, ecologistas y de derecha.

Emmanouilidis señala que en el futuro Parlamento Europeo los grandes partidos centristas tradicionales tendrán que trabajar con los liberales y los verdes. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: