Biden sobre la ausencia de Trump en la investidura: “Es bueno que no venga”

Los demócratas amenazan con activar el ‘impeachment’ si Trump no se va.
08 de enero de 2021 18:08

El presidente electo de EE. UU. ha dicho en una rueda de prensa que “es bueno” que Trump “no venga” a la investidura prevista para el 20 de enero. “Es una de las pocas cosas en las que estamos de acuerdo”, dijo sobre la decisión del republicano de ausentarse de la ceremonia. 

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, en tanto, ha pedido a los militares que retiren a Trump la posibilidad de ordenar un ataque nuclear. Es un “presidente desquiciado”, advirtió. El jueves por la noche, el presidente publicó un vídeo de poco más de dos minutos donde repudió la violencia, prometió una transición pacífica y llamó a la reconciliación.

Por primera vez, además, no habló de fraude electoral. Ha sido una capitulación ante la presión demócrata, que busca destituirle, ya sea mediante la aplicación de la 25a enmienda de la Constitución, prevista para casos de incapacidad, o de un nuevo proceso de impeachment. 

Nancy Pelosi y Chuck Schumer, el nuevo líder de la mayoría en el Senado, han asegurado que están dispuestos a facilitar el proceso, una propuesta más simbólica que factible, dado que no hay prácticamente tiempo para ejecutarla.

Biden ha dicho que es el Congreso quien debe decidir sobre el fututo de Trump: “Yo estoy centrado en mi trabajo”.


La presión para expulsar a Donald Trump de la Casa Blanca no deja de crecer pese a la capitulación del presidente la noche del jueves, cuando admitió su derrota.

Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes y líder de los demócratas, pidió este viernes la dimisión inmediata del republicano y advirtió que si Trump no se va, el Congreso actuará, es decir, le someterá a un segundo impeachment. Algunas fuentes apuntan incluso al lunes como posible fecha de inicio del proceso. Pelosi, además, reveló que había hablado con el mando militar estadounidense para tratar de alejar las opciones de que el republicano pueda apretar el botón nuclear.


Con el país aún en shock por el ataque de una turba trumpista al Capitolio, animada por el propio presidente de Estados Unidos para boicotear la certificación de Biden como ganador de las elecciones, Pelosi pidió a los republicanos que tomen el camino que medio siglo atrás tomaron con Richard Nixon a raíz del caso Watergate.

“Hoy, después de los actos horribles y sediciosos del presidente, los republicanos del Congreso deben seguir ese ejemplo y pedir a Trump que abandone el cargo inmediatamente”, señaló en una carta enviada a los miembros de la Cámara de Representantes. Si Trump no se va ahora y por su propio pie, añadió, “el Congreso llevará a cabo su acción”. 

El republicano no ha dado aún una respuesta formal, según Pelosi, aunque algunos medios señalan, citando fuentes de su entorno, que no estaba por la labor. 

Los demócratas tienen mayoría en la Cámara de Representantes, que es la encargada de activar el proceso, pero están empatados en el Senado, encargado de la segunda fase y del veredicto. Aunque la próxima vicepresidenta, Kamala Harris, tiene el voto que dirime en caso de empate, la resolución requiere el apoyo de dos tercios de los senadores. Algunos republicanos defienden la destitución de Trump, como el gobernador de Maryland, Larry Hogan, o el congresista de Illinois Adam Kizinger, pero no está clara la complicidad de suficientes senadores. (I) 



Tomado de El País y Aristegui 

Contenido externo patrocinado