Biden anuncia que EE. UU. dejará de apoyar operaciones ofensivas en Yemen

Biden avanza hacia el cumplimiento de su promesa de revisar la relación de EE. UU. con Arabia Saudí,
04 de febrero de 2021 23:58

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha anunciado este jueves que la nación norteamericana dejará de prestar apoyo a operaciones ofensivas en Yemen y que nombrará un enviado para analizar el conflicto en el país, que comenzó a finales de 2014.

El mandatario ha dicho del conflicto yemení que es "una guerra que ha creado una catástrofe humana y estratégica" y ha zanjado que "tiene que terminar".

Al optar por poner fin al apoyo de las operaciones en Yemen, Biden avanza hacia el cumplimiento de su promesa de campaña de revisar la relación de Estados Unidos con Arabia Saudí, nación que ha llegado a calificar de "paria".

No obstante, ha enfatizado que Estados Unidos continuará defendiendo a Arabia Saudí contra los ataques. "Se enfrenta a ataques con misiles (...) y otras amenazas de las fuerzas suministradas por Irán en varios países", ha justificado.

El veterano diplomático Timothy Lenderking será el enviado especial para Yemen. Biden ha trasladado su confianza en que Lenderking trabajará con Naciones Unidas "y todas las partes del conflicto para presionar para lograr una resolución diplomática".

El movimiento no afectará a las operaciones militares que Estados Unidos lleva a cabo contra la filial yemení de Al Qaeda porque son "acciones" que Estados Unidos emprende para "proteger a la patria y proteger los intereses estadounidenses en la región", en palabras del asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, recogidas por 'The Hill'.

Estados Unidos ha proporcionado apoyo logístico y militar a la coalición liderada por Arabia Saudí en Yemen, además de miles de millones de dólares en ventas de armas. La semana pasada, el Departamento de Estado anunció una pausa y revisión de las ventas de armas a los saudíes y a Emiratos Árabes Unidos.

En cuanto a Yemen, la Administración Biden también está revisando la designación de los huthis como un grupo terrorista, paso dado por Trump en los últimos momentos de su mandato. Organizaciones humanitarias se han pronunciado en contra de la decisión, alertando de las "terribles" consecuencias humanitarias que puede acarrear la medida.

Estados Unidos sí ha emitido varias licencias para "facilitar" la continuación de las actividades humanitarias de manera "ininterrumpida" en Yemen ante la entrada en vigor de la designación de los huthis.

Las fuerzas leales al Gobierno yemení, encabezado por Abdo Rabbu Mansur Hadi y apoyado por Arabia Saudí, y los rebeldes huthis, respaldados por Irán, llevan combatiendo desde finales de 2014, en una guerra que ahora se considera un conflicto de poder entre las dos principales potencias rivales de la región.

El conflicto ha provocado la que es la mayor crisis humanitaria mundial. Actualmente, casi el 80 por ciento de la población, unos 24 millones de personas, necesitan asistencia en el país, donde hay más de 20 millones en inseguridad alimentaria.

Contenido externo patrocinado