Confiesa que se ha reconciliado con el pasado

Bachelet habla de la traición de su novio delator

- 15 de noviembre de 2014 - 00:00
La presidenta chilena, Michelle Bachelet, planta un árbol durante la reciente cumbre presidencial de la APEC, en Beijing. Foto: Agencia AFP

Confiesa que se ha reconciliado con el pasado

La presidenta chilena Michelle Bachelet reveló que vivió como “una traición personal a la causa” que su novio delate en 1975 a sus camaradas socialistas, tras ser apresado por la dictadura militar.

Bachelet estaba exiliada en la República Democrática Alemana junto a su madre cuando su entonces novio, Jaime López Arellano, fue detenido por la Dirección de Inteligencia Nacional (Dina), la policía represiva de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

“Hay dos versiones. La gente dice que él entregó ciertos nombres porque si no lo hacía me iban a matar a mí y a mi mamá en el extranjero’’, dijo Bachelet. “Fue muy duro para mí porque, entre otras cosas, yo tenía el tema del deber y lo viví como una traición personal a la causa’’, agregó en declaraciones el jueves por la noche al programa ‘Yo, el que no conocías’’ del canal de televisión Chilevisión.

“Al comienzo tenía mucha rabia, un dolor infinito”, explicó la mandataria. “Sentía indignación. Hoy lo miro de forma más madura”, agregó, y manifestó su deseo de conocer el paradero de quien fue su pareja.

Bachelet no suele referirse a la traición López -quien permanece desaparecido-, un hecho que la marcó como la muerte en 1974 de su padre, el general Alberto Bachelet, por un infarto desencadenado por las torturas que le aplicaron en la cárcel en represalia por haber trabajado con el derrocado presidente Salvador Allende.

Tras la muerte de su padre, Bachelet y su madre trabajaron clandestinamente con sus camaradas del Partido Socialista hasta que fueron detenidas en enero de 1975. Luego de dos semanas en un campo secreto de detención fueron trasladadas a un campo abierto de reclusión. La mandataria dijo que en ese recinto “recibí tortura psicológica esencialmente, y algunos golpes, pero no me parrillaron (aplicaron electricidad)’’.

Miles de personas pasaron por el centro de detención Villa Grimaldi en Santiago, 236 de las cuales fueron ejecutadas o figuran como desaparecidas. “Tuve suerte comparada con tantos otros, muchos de ellos murieron”, señaló.

Bachelet y su madre fueron obligadas al exilio tras ser liberadas. Vivieron primero en Australia y luego en Alemania, donde Bachelet continuó sus estudios de medicina.

La mandataria, de profesión médico-pediatra, se casó con un chileno en Alemania, con quien tuvo sus dos primeros hijos, y luego de separarse tuvo otra hija con otra pareja ya en Chile. Hoy se declara madre soltera de 3 hijos.

La dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) dejó más de 3.000 muertos y 38.000 torturados en Chile, según cifras oficiales.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP