“Ayúdeme... Fui secuestrada y llevo desaparecida 10 años”

08 de mayo de 2013 - 00:00

Washington.- Los estadounidenses estaban ayer atónitos con la historia de las tres jóvenes desaparecidas hace una década y que fueron halladas con vida el lunes en una casa en Cleveland, Ohio. El hispano Ariel Castro, un ex conductor de autobuses escolares de 52 años y dueño de la casa donde se hallaban las mujeres, fue arrestado junto con sus dos hermanos, Pedro y Oneil.

Amanda Berry, desaparecida en 2003, Gina De Jesús, en 2004, y Michelle Knight, en 2002, fueron encontradas después de que Berry gritara desesperada pidiendo ayuda en momentos en que su captor estaba ausente. Un vecino la oyó y con su ayuda lograron llamar al servicio de emergencias 911.

El vecino, Charles Ramsey, escuchó a Berry gritando “ayúdenme”, mientras sacaba sus brazos por un hueco en la puerta principal. “Escuché gritos... y vi a esa chica tratando como loca de salir de la casa”, contó  Ramsey, quien rompió parte de la puerta, permitiendo que Berry saliera junto a una niña pequeña, la hija que tuvo durante su cautiverio. Luego la joven llamó a la Policía.

“Ayúdeme. Soy Amanda Berry. Fui secuestrada y llevo desaparecida los últimos 10 años. Estoy aquí y estoy libre”. La voz entrecortada y llena de angustia de Berry movilizó a las autoridades que, a los pocos minutos, rodearon la humilde vivienda de dos pisos en la que se cree que las tres jóvenes han estado encerradas y atadas todo este tiempo, de acuerdo con las declaraciones del jefe de Policía de Cleveland, Michael McGrath.

Ramsey aseguró que conocía a Castro, lo veía todos los días y nunca habría imaginado que pudiera retener a las jóvenes en su casa. Otro vecino, Víctor Pratts, coincidió en que nunca pensaron que ese hombre pudiera hacerle daño a alguien.

Otra vecina del lugar, Charliez Czorb, se mostró sorprendida por cuánto tiempo habían vivido las mujeres en la casa sin que nadie se diera cuenta. “Esto es nuestro propio patio trasero”, relató a la prensa local. “Estas chicas estaban encerradas en nuestro patio trasero”.

McGrath confirmó el arresto de Castro y de sus dos hermanos Pedro de 54 años y Oneil, de 50, contra quienes las autoridades presentarán cargos. Berry desapareció en abril de 2003, un día antes de su 17 cumpleaños, avisó a su hermana  que iba a ir a comer algo después de trabajar. Fue lo último que su familia supo de ella. Las autoridades habían emprendido sin éxito varias búsquedas de su cuerpo.

Un año después desapareció De Jesús, cuando tenía 14 años y caminaba desde la escuela hasta su vivienda, en el mismo barrio donde fue hallada. Para entonces, la familia de Michelle Knight -que ahora tiene 32 años- ya llevaba dos años sin saber nada de ella. Sus padres siempre creyeron que Knight había decidido ausentarse voluntariamente, afectada tras haber perdido la custodia de un hijo.

Gerald Maloney, un portavoz del hospital donde han sido trasladadas las mujeres, confirmó que se encuentran bien, se han reencontrado con sus familiares y los médicos están evaluando sus necesidades.

El alcalde de Cleveland, Franck Johnson, indicó en un comunicado que aún hay muchas preguntas por responder sobre el caso y deberá investigarse a fondo.

Secuestrador y rehén crecieron juntos

Los miembros de la familia Castro y de De Jesús habían crecido juntos, según declaró César Castro, tío de los tres detenidos por el secuestro, quien no se explica lo sucedido.

El tío del plagiario es propietario de una tienda de comestibles ubicada en la misma calle de la vivienda donde la Policía encontró a De Jesús junto a  Berry y Knight. La tía de De Jesús aseguró a los medios que la joven se encontraba bien y había reconocido a los suyos.

Según la página American Most Wanted, la Policía considera que existían ciertas similitudes entre los casos de desaparición de  Berry y De Jesús, dado que ambas tenían edades parecidas y desaparecieron en un mes de abril  con un año de diferencia.

Además, su raptor escribió sobre su desaparición en una publicación comunitaria en la que decía: “Los padres son más estrictos con la hora de llegada de sus hijos, les piden que siembre vayan con amigos o les acompañan hasta la escuela”.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: