La ayuda a Puerto Rico genera controversia

- 12 de mayo de 2019 - 00:00
Miles de casas quedaron destruidas luego de ser golpeadas por el huracán María en 2017.
Foto: EFE / Archivo

Donald Trump indicó que la isla recibió $ 91 mil millones luego del paso del huracán María. El gobernador desmintió la aseveración.

Sylvia Vélez, una paciente con cáncer, se despertó a las 04:00 un día de febrero para tomar el ferry desde la isla Vieques hacia un hospital en la isla principal de Puerto Rico.

La lucha de Vélez para asistir al tratamiento médico es una de las miles de complicaciones con las que los residentes tienen que batallar. Los puertorriqueños están frustrados con la recuperación de hospitales y otras secuelas luego del huracán María de 2017.

No obstante, el presidente Donald Trump,  indicó que Puerto Rico ha recibido $ 91 mil millones en ayuda hasta marzo.

 La aseveración del mandatario fue desmentida por Ricardo Rosselló, gobernador de Puerto Rico.

El  debate se extendió cuando los congresistas demócratas denunciaron “venganzas personales - de Trump- contra Puerto Rico” con el fin de justificar el desvío del dinero para financiar el muro con México.

Según los demócratas, el líder republicano aún tiene en el limbo las ayudas federales para desastres. Lo que no solo perjudica a Puerto Rico sino a Florida que está en espera desde octubre luego del paso del huracán Michael.

Las cifras reales

Según la gobernación de la isla hay tres cifras y realidades diferentes: $ 11,2 mil millones gastados; $ 40,8 mil millones asignados y, $ 91 mil millones estimados para pasivos potenciales en los próximos 20 años.

Es decir, Trump habló de las ayudas como si el dinero ya se hubiera distribuido y esto es una proyección. No es real.

Desde el paso de María, el presidente Trump es muy crítico con los políticos de la isla en las tareas de reconstrucción. Además se niega a aceptar la cifra oficial de muertes. En contraparte, el gobierno local critica al mandatario por tratarlos como “ciudadanos de segunda clase”.

Puerto Rico pertenece a Estados Unidos desde 1898, cuando fue arrebatado militarmente (y posteriormente adquirido) a España. Las personas nacidas en la isla también son legalmente ciudadanos estadounidenses desde 1917, aunque no tienen derecho a voto en EE.UU., a menos que residan en suelo norteamericano.

A pesar de ello, muchos puertorriqueños son obligados a prestar servicio militar y a ir a las guerras. A cambio la isla recibe un porcentaje de ayudas federales destinadas para estos casos críticos como cualquier otro Estado.

Rosselló remarcó  que hay dos vías de solución: “nos sentamos como adultos y podemos ver lo que está pasando, o no. Cíclicamente el presidente -Trump- habla de los $ 91 mil millones y nadie en su staff le aclarará que esto es incorrecto”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP