Aumenta a 638 la cifra de muertos en Egipto

15 de agosto de 2013 - 16:33

Un nuevo balance oficial eleva a 638 los muertos y más de 4.000 los heridos tras los violentos enfrentamientos del miércoles en Egipto. En tanto que los incidentes continuaban este jueves y las autoridades han prometido combatir con mano dura.

Entre lágrimas y rezos, miles de seguidores del depuesto presidente Mohamed Morsi se congregaron en la mezquita de Al Imán, en el este de El Cairo, para despedir a sus fallecidos.

Decenas de cadáveres envueltos en sábanas blancas estaban hacinados en ese y otros templos del país, según informaron los Hermanos Musulmanes, grupo en el que militaba Morsi hasta acceder a la Presidencia en junio de 2012.

En la cairota plaza de Rabea al Adauiya, el principal bastión islamista donde estaban las tiendas de campaña arrasadas, la mezquita también fue objeto de las llamas y presentaba un aspecto desolador entre los escombros que las excavadoras se afanaban por retirar.

En paralelo, se ofició el funeral oficial por los 43 policías muertos ayer en los disturbios, en una ceremonia a la que acudió, entre otros, el ministro egipcio de Interior, Mohamed Ibrahim.

En tanto que el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) programó una reunión de emergencia, solicitada por Gran Bretaña, Francia y Australia.

Más temprano, la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, deploró la pérdida de vidas y pidió a todas las partes "que busquen una solución fuera de la violencia", para que salven al país árabe del "desastre".

Pillay sostuvo que estos dramáticos sucesos son una señal de que Egipto se está convirtiendo en un país "peligrosamente polarizado".

Mientras que las autoridades egipcias autorizaron el jueves a la Policía a que use fuerza letal para proteger de ataques a las instituciones estatales clave y a sí mismos, después que partidarios del depuesto presidente islamista incendiaron dos edificios del gobierno local, cerca de la capital.

Al mismo tiempo, el gobierno apoyado por los militares emitió un comunicado en el que se compromete en a enfrentar "acciones terroristas y sabotajes" que supuestamente están siendo dirigidos por la Hermandad Musulmana.

El miércoles, el gobierno declaró estado de emergencia nacional y un toque de queda por las noches luego de enfrentamientos entre fuerzas del orden y partidarios de Morsi.

 

 

 

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP