Augusto Pinochet estaba apto para enfrentar un juicio, afirma el ex juez español Baltasar Garzón

17 de enero de 2013 - 00:00

El ex juez español Baltasar Garzón expresó ayer que el regreso del general Augusto Pinochet a Chile, luego de que fuera detenido en Londres, le dejó una sensación de disgusto y pena por las víctimas de la dictadura (1973-1990).

El retorno de Pinochet, quien falleció en 2006, fue una decisión política, pues quedó demostrado que no correspondía al argumento de los informes médicos, ya que él estaba capacitado para afrontar un juicio, declaró el abogado en entrevista con Radio Cooperativa.

Garzón ganó celebridad a nivel internacional cuando ordenó el arresto de Pinochet, quien se encontraba en Londres y disfrutaba de su rango de senador vitalicio.

El extinto dictador chileno permanecía en Europa para tratamiento médico y las autoridades británicas procedieron a su arresto domiciliario el 16 de octubre de 1998.

Luego de un largo proceso judicial ante la solicitud de extradición de Madrid, en marzo de 2000 el dictador recibió el visto bueno de Londres para regresar a Chile.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: