Mueren 68 personas en las primeras 48 horas de ofensiva israelí en Gaza

- 09 de julio de 2014 - 18:49
Dos niñas palestinas observan los escombros de una casa destruida en un bombardeo israelí sobre el campo de refugiados de Rafah, en el centro de la Franja de Gaza. Foto: EFE

El Ejército israelí lanzó 326 ataques contra Gaza en las últimas 24 horas que causaron la muerte a más de una treintena de personas, entre ellas varios niños, informaron fuentes castrenses en Israel y médicas en la Franja.

Responsables médicos palestinos precisaron, además, que un total 68 palestinos han muerto -la mayoría civiles- y cerca de medio millar han resultado heridos hasta la medianoche de este miércoles en estos bombardeos.

La oficina de información humanitaria de Naciones Unidas (OCHA) confirmó, por su parte, que siete de las víctimas son niños.

El ministro israelí de Defensa, Moshe Yaalon, confirmó hoy que los ataques se ampliarán e intensificarán de forma paulatina en los próximos días. Ello, a pesar del llamado de la comunidad internacional al cese de la violencia.

Los bombardeos, según Israel, son en respuesta al lanzamiento de cohetes por parte del movimiento islamista palestino Hamas, que llegaron a Jerusalén, Tel Aviv y Haifa. Ninguno, sin embargo, ha causado víctimas entre la población israelí.

El Ejército informó que varios de los cohetes lograron ser interceptados por el sistema de defensa antimisiles Cúpula de Hierro, un sistema defensivo financiado por Estados Unidos.

"Estamos asesinando terroristas de diferente rango, y esta operación proseguirá y se intensificará. Por nuestra parte, esta no va a ser una batalla corta. Seguiremos golpeando duro a Hamas y otros grupos terroristas", afirmó Yaalon durante la reunión diaria con su alto mando.

Solo anoche, Israel lanzó 160 ataques sobre la Franja. La víspera, el gobierno autorizó la movilización de 40.000 reservistas para una posible operación terrestre. "El Ejército está preparado para cualquier eventualidad", indicó el primer ministro Benjamin Netanyahu, en un comunicado.

El jefe de gobierno prometió que "Hamas pagará un precio alto por disparar cohetes contra ciudadanos israelíes. La seguridad de los ciudadanos de Israel es lo primero y lo más importante", afirmó.

El ataque israelí más sangriento se produjo poco después de medianoche en Beit Hanun, en el norte de Gaza. Un misil lanzado contra una casa acabó con la vida de un mando del movimiento radical palestino Yihad Islámica y de cinco de su familiares, entre ellos dos mujeres y dos niños. Hoy se realizaban los funerales.

Abas denuncia genocidio y Hamas lanza advertencia

"Es un genocidio. Matar a familias enteras es un genocidio perpetrado por Israel contra nuestro pueblo", dijo hoy el presidente palestino, Mahmud Abas, en una reunión de crisis con la dirigencia palestina en la ciudad de Ramala, en Cisjordania.

Mientras que el portavoz de Hamas en Gaza, Sami Abu Zuhri, advirtió a Israel de que pagará un duro precio por su actual operación militar contra la Franja. "Los ocupantes israelíes se están excediendo y traspasando todas las líneas rojas al atacar con sus cazabombarderos viviendas civiles y matando a mujeres y niños", explicó en declaraciones a la prensa.

"La ocupación israelí va a pagar un precio muy alto por todo ello", agregó.

Llamado al cese de la violencia

Estados Unidos, la Unión Europea, varios países árabes e Irán han pedido un cese inmediato de la violencia, en una región ya de por sí caldeada.

Egipto se sumó al llamamiento pero minimizó las posibilidades de propiciar una tregua, como ya hizo en anteriores escaladas de violencia entre Israel y Hamas. "No hay mediación propiamente dicha", sostuvo un portavoz de la Cancillería egipcia.

Desde Sudamérica, Ecuador llamó a "la protección de todos los núcleos de población civil" y a que "las autoridades correspondientes investiguen los crímenes que han precedido a esta escalada violenta, para determinar así la responsabilidad de los mismos, de acuerdo a los procedimientos penales vigentes".

Piden misión de cascos azules

El embajador de Palestina en España, Musa Amer Odeh, solicitó que se cree una misión de "cascos azules" para Palestina como medida de protección de la comunidad internacional ante la agresión israelí en la Franja de Gaza y la ocupación de Cisjordania.

"Igual que Naciones Unidas destina misiones de paz a muchas partes, ¿a qué espera la ONU para enviar cascos azules a Palestina?", se preguntó el diplomático durante una rueda de prensa en Madrid.

Amer Odeh se refirió a la escalada de tensión en la zona, entre dos contendientes que definió como "la parte débil (los palestinos) y la quinta potencia militar del mundo (Israel)".

"Queremos que la comunidad internacional proteja a nuestro pueblo", porque los comunicados de condena "no son suficientes", apuntó.

Antecedentes

La nueva espiral de violencia, la más grave desde noviembre de 2012, tiene su origen en el secuestro el 12 de junio de tres estudiantes israelíes en Cisjordania, cuyos cuerpos sin vida fueron hallados unos días después.

El gobierno israelí acusó a Hamas y lanzó una campaña de detenciones contra el movimiento, que en represalia empezó a disparar cohetes desde su feudo de Gaza.

Días después, el cuerpo quemado y con signos de violencia de un joven palestino -vecino del campo de refugiados de Shuafat, en Jerusalén Este- fue encontrado en los bosques de esa ciudad. Seis israelíes fueron detenidos, de los cuales tres confesaron el crimen.

 

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: