Asamblea ecuatoriana rechaza el terrorismo y respalda a víctimas

- 31 de marzo de 2016 - 15:04
El Legislativo ecuatoriano condenó cualquier acto violento ya sea producto de fuerzas irregulares fundamentadas en el radicalismo religioso o auspiciado por gobiernos en nombre de implantar la democracia.
Foto: Cortesía

El Parlamento ecuatoriano rechazó este jueves todo acto de violencia que atente contra la vida e integridad de civiles inocentes y manifestó su solidaridad con un compatriota gravemente herido en un atentado terrorista en Bélgica.

El ecuatoriano Jimmy Ernesto Montenegro resultó lesionado el 22 de marzo en una explosión en el metro en Bruselas, Bélgica, y su vida aún está en riesgo, según señaló la asambleísta María Augusta Calle, presidenta de la Comisión de Relaciones Internacionales.

Los atentados perpetrados ese día en Bruselas por el grupo terrorista Estado Islámico (EI) dejaron un saldo de 34 muertos y alrededor de 200 heridos.

El Legislativo ecuatoriano condenó cualquier acto violento ya sea producto de fuerzas irregulares fundamentadas en el radicalismo religioso o auspiciado por gobiernos en nombre de implantar la democracia.

De acuerdo con varios legisladores, estos hechos han llevado a un estado de guerra en el que se encuentran inmersos varios países de África, Europa y Oriente Medio, con dramáticas consecuencias para millones de seres humanos que buscan refugio en Europa.

El Pleno manifestó su preocupación y solidaridad con Montenegro, oriundo de la ciudad de Ibarra, provincia de Imbabura, y su familia, así como con los otros compatriotas latinoamericanos también perjudicados en los ataques.

A la vez, expresó sus más sentidas condolencias a los familiares de todas las víctimas y se solidarizó con los heridos, los pueblos y los gobiernos afectados, en un suceso que calificó de repudiable.

"No podemos quedar impasibles frente a esto, estamos en el inicio de una tercera guerra mundial. Debemos apostar por la paz como el más importante derecho humano", aseveró Calle.

Los pronunciamientos fueron recogidos en una resolución aprobada por unanimidad este jueves, en la cual la Asamblea Nacional reconoce el valor de la paz como un derecho humano y una aspiración legítima de los pueblos, y aboga por ella y por el respecto al derecho internacional.

El manifiesto se le entregará al Consulado Honorario de Bélgica en Ecuador y a la representación de este país suramericano ante Naciones Unidas para una mayor difusión. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: