Argentina trabajará para que las protestas contra G20 sean "en paz"

- 26 de noviembre de 2018 - 10:46
El gobierno argentino anuncia medidas de control contra las protestas por la cumbre del G-20
Foto: Twitter

El gobierno argentino, anfitrión de la cumbre del G20 que se celebrará en Buenos Aires entre el viernes 30 de noviembre y sábado 1 de diciembre próximos, aseguró que trabajará para que las protestas previstas contra la cita "sean en paz" y pidió que "todos los sectores políticos" respalden esa idea.

"Nosotros estuvimos en Hamburgo (Alemania, en 2017) y vivimos lo que fue la conflictividad callejera. Es natural, siempre en estos eventos hay protestas y se trabajará para que esas protestas sean en paz", remarcó el jefe del Gabinete de Ministros, Marcos Peña.

Un total de 22.000 efectivos de fuerzas policiales velarán esta semana por la seguridad de la cumbre, para la que llegarán los jefes de Estado o de Gobierno de las 19 mayores economías en desarrollo o emergentes y los altos representantes de la Unión Europea, así como las máximas autoridades de organismos como las Naciones Unidas y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El objetivo del Gobierno de Mauricio Macri es evitar actos terroristas y protestas violentas en las calles, como las que se produjeron en la anterior cumbre, en Hamburgo en 2017, bajo la presidencia alemana del Grupo.

Para Peña es un "enorme desafío y un orgullo para los argentinos" acoger esta reunión. "Porque refleja la confianza en este proceso de transformación. Ha sido a lo largo del año y sigue siendo una enorme oportunidad para mostrar lo mejor de nosotros", añadió en la conferencia "La nueva Argentina", organizada por el diario La Nación.

La Confluencia Fuera G20-FMI, que reúne a varias organizaciones no gubernamentales, ya avanzó las actividades que realizará en esta "semana de acción" contra la cumbre, que tendrá su punto álgido una marcha el día 30, durante la primera jornada de la reunión.

Por ello, el pasado 16 de noviembre el Ejecutivo convocó mediante una carta al diálogo a esas organizaciones -encabezadas por el Servicio de Paz y Justicia, que preside el premio nobel de la paz de 1980, Adolfo Pérez Esquivel- con el fin de garantizar "los derechos constitucionales" de quienes desean manifestarse en un marco de "paz y no violencia".

"Esperamos que todos los sectores políticos respalden esa idea de la paz", señaló Peña.

Sobre la organización de la cumbre, que por primera vez se reúne en Sudamérica, el jefe del Gabinete aseveró que se ha trabajado "con mucho profesionalismo" y "con gran despliegue de organización", por lo que se mostró confiado de que "va a salir bien".

Consultado especialmente por la figura del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, uno de los asistentes a la reunión, Peña afirmó que será "muy bienvenido", como lo fue su predecesor Barack Obama en 2016.

"Ha sido votado por los norteamericanos y que debemos respetar como tal", añadió.

Las declaraciones sobre la seguridad de la cumbre se dan después de los incidentes violentos callejeros registrados en torno a la final de la Copa Libertadores de este fin de semana, que debió ser aplazada sin fecha por las heridas que sufrieron algunos jugadores de Boca Juniors por parte de hinchas de River cuando llegaban en autobús al estadio Monumental de Buenos Aires.

Sobre este hecho, que ha avivado la controversia respecto a si se puede garantizar la seguridad del G20, el Gobierno asegura compartir la sensación de "bronca e impotencia" porque viene trabajando para dejar atrás la "Argentina violenta y con esa cultura barrabrava (ultras violentos)". (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP