Manifestantes protestan contra Jeanine Áñez por represión policial en Bolivia

- 05 de marzo de 2020 - 21:34
Foto: Twitter

Cientos de manifestantes concentrados en la ciudad de El Alto condenaron el jueves 5 de marzo de 2020 la postura evasiva de la autoproclamada presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, ante la represión policial.

A su llegada a territorio alteño para participar de la sesión de honor del Concejo Municipal de El Alto en homenaje a los 35 años de creación de esa urbe, la máxima representante del Gobierno de facto fue recibida por una multitud que desde el 19 de noviembre de 2019 exige justicia por
las víctimas de la masacre de Senkata.

Informativos reseñan que Añez llegó al evento, desarrollado en instalaciones del teatro Raúl Salmón de la Barra, ubicado en la denominada Alcaldía quemada, en medio de altas medidas de seguridad, mientras en sus alrededores se leían carteles de "fuera asesina".

Los ciudadanos de la urbe colindante con La Paz acusan a la gobernante golpista de ser la principal responsable de los 10 muertos, 65 heridos y decenas de detenidos resultantes del desalojo forzado de las personas que bloqueaban la planta de gas de Senkata en señal de apoyo al depuesto mandatario Evo Morales, quien se vio obligado a renunciar al cargo como consecuencia de un golpe de Estado el pasado 10 de noviembre.

Frente a ese escenario, Añéz comenzó su discurso en el acto prometiendo una inversión de 100 millones de dólares a favor de esa ciudad, sin hacer mención a las acciones de represión de este jueves, tras lo cual resultaron afectados con gases lacrimógenos un centenar de niños de la escuela 25 de julio.

"El Gobierno Nacional ha conseguido concretar la programación de 100 millones de dólares para que sean invertidos en la ciudad de El Alto en esta gestión", aseveró Añez.

Críticos insisten en que el actual Ejecutivo olvidó que durante los gobiernos neoliberales la nación sudamericana era la más pobre y desigual de América del Sur, con los servicios básicos y recursos naturales privatizados, sumida en una profunda crisis económica.

Posteriormente, Morales convirtió a Bolivia en el país de mayor crecimiento económico sostenido del continente tras 14 años en el poder.

Al respecto, Morales en un video difundido desde México de resumen de su gestión presidencial, apuntó que el Producto Interno Bruto del país al cierre de 2005 era de 9. 581 millones de dólares, cifra que creció hasta 40.581 millones al término de 2018, además de que la renta anual por persona se triplicó. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP