Estados amazónicos de Brasil advierten que negociarán con el G7

- 28 de agosto de 2019 - 00:00
Vista de troncos en llamas, en Porto Velho. Brasil insiste en que la situación generada por las llamas en la Amazonía fue “exagerada” por la “política”.
Foto: EFE

Los gobernantes de nueve estados están dispuestos a eludir al gobierno de Brasil y gestionar directamente con Europa los fondos para los incendios.

Los gobernadores de los estados amazónicos de Brasil alertaron de que no cuentan con recursos para combatir los incendios en la Amazonía y advirtieron que negociarán directamente con Europa. El presidente Jair Bolsonaro condicionó la ayuda del G7 que rechazó horas antes.

“No podemos estar sin estos recursos”, anunció  el gobernador del estado de Amazonas, Wilson Lima, al periódico Folha de Sao Paulo.

De acuerdo con The Washington Post, tras un diálogo en común, los gobernadores de la Amazonía indicaron que están dispuestos a eludir al gobierno federal de Brasil y negociar directamente con el G7 o con quien sea necesario.

Bolsonaro afirmó que Brasil aceptará la ayuda de $ 20 millones ofrecida por el grupo G7 para combatir los incendios forestales en la Amazonía solo si el mandatario francés, Emmanuel Macron, se retracta por haberlo tratado de mentiroso.

El G7 es una agrupación informal compuesta por  Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Reino Unidos y Japón,  las siete economías más grandes del mundo. En la cumbre anual del grupo, en el centro turístico francés de Biarritz, Macron anunció la ayuda millonaria para Brasil.

No obstante, para Bolsonaro la idea de crear una alianza internacional para salvar el Amazonas sería tratar a Brasil como “una colonia o tierra de nadie”, calificándolo de un ataque a la soberanía del país.

Horas después, Bolsonaro, en declaraciones a la prensa, negó que Brasil haya rechazado la ayuda económica del G7, pero la condicionó a que Macron se retracte no solo por haberlo llamado mentiroso sino también por poner en entredicho la soberanía de Brasil sobre la Amazonía.

Macron afirmó el viernes que Francia no respaldará el acuerdo de libre comercio anunciado hace dos meses por la Unión Europea y el  Mercado Común del Sur (Mercosur) debido a que Bolsonaro supuestamente le mintió cuando dijo que Brasil cumpliría todos sus compromisos ambientales. Esto,  en su opinión, fue puesto en duda por la multiplicación de los incendios en la Amazonía.

El lunes, en la entrevista, el mandatario francés dijo que en algún momento discutirá la posibilidad de darle un “estatus internacional” a la Amazonía para impedir su destrucción o que un gobernante de algún país amazónico adopte medidas contrarias al bienestar mundial.

La declaración fue interpretada en Brasil como una amenaza a la soberanía de los países amazónicos sobre la mayor selva tropical del mundo.

Como respuesta a Macron, el canciller brasileño Ernesto Araújo subrayó el carácter incuestionable de la soberanía de Brasil sobre la mayor parte de la región y acusó a los países del G7, principalmente a Francia, de no haber cumplido los compromisos que asumieron en el Acuerdo de París sobre cambio climático.

Según Araújo, en el Acuerdo de París ya están previstos mecanismos y fondos que permiten a los países ricos ayudar a los menos desarrollados a luchar contra la deforestación y a compensar sus esfuerzos por reducir los gases contaminantes, que hasta ahora no son activados.

El Gobierno brasileño  “garantiza” que los incendios en la Amazonía están bajo control y que son comunes en esta época del año, pero que algunos países están aprovechando la situación para justificar sus restricciones comerciales a Brasil.

La reunión con los gobernadores
La Amazonía Legal, integrada por los gobernadores de Acre, Amapá, Rondonia, Roraima, Tocantins, Mato Grosso, Maranhao y Amazonas, mantuvo ayer una cita con Bolsonaro para combatir los incendios.

La cita fue transmitida en vivo por las redes sociales. “Voy a abrir esta caja negra”, advirtió el mandatario,  antes de su reunión.

Bolsonaro escuchó a cada gobernante. Sin embargo, cuando le tocó el turno de hablar a Wilson Miranda Lima, gobernador del estado Amazonas, el mandatario lo presentó de una forma que despertó quejas en los otros.

“Vamos a pasar ahora al estado más importante. Es el más importante, no hay la menor duda. El más importante, el más grande”, indicó.

“Todos son importantes, presidente”, reclamó otro de los gobernadores presentes.

Los funcionarios reiteraron su pedido de fondos federales para hacer frente a los masivos incendios forestales. El fin de semana, el gobierno desplegó por fin al ejército para intentar sofocar el fuego, después de 16 días de incendios consecutivos.

Según estadísticas del Instituto Nacional de Investigación Espacial, el fin de semana se registraron 1.113 nuevos incendios y en lo que va de año se contabilizaron 80.626 en todo Brasil, el 78% más que en la misma etapa de 2018.

De esa cifra, más de la mitad devastan la mayor selva tropical del mundo. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: