Ecuador, 04 de Febrero de 2023
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Aliados presionan para que Gadafi deje el poder

Aliados presionan para que Gadafi deje el poder
30 de marzo de 2011 - 00:00

Con una protesta de fondo contra la intervención militar en Libia, en Londres (Inglaterra), las fuerzas aliadas se reunieron ayer y resolvieron aumentar la presión para que deje el poder el líder Muamar el Gadafi.

Grupos juveniles, por su parte,  se concentraron en los  exteriores de Lancaster House, donde se realizó la Conferencia de Londres,  en la que participaron cerca de 40 representantes de los países aliados y árabes, para rechazar la  intervención militar de las fuerzas aliadas en  Libia.

Los ministros de Relaciones Exteriores de 36 naciones y funcionarios de   las Naciones Unidas, la OTAN, la Liga Árabe, la Organización de la Conferencia Islámica (OCI) y la Unión Europea (UE) acordaron también establecer  un “grupo de contacto” para dirigir políticamente la operación internacional, cuya primera reunión se celebrará lo antes posible en Qatar, único país árabe con los Emiratos Árabes Unidos que participa en las operaciones en Libia.

“Gadafi y su régimen han perdido totalmente su legitimidad y deberán rendir cuentas por sus acciones”, señala la declaración final de la conferencia, que el ministro anfitrión, William Hague, describió como una presión internacional sumamente fuerte para que se vaya.

“No hay futuro para Libia con Gadafi al mando, o tratando de aferrarse al poder”, agregó Hague, sin descartar del todo la posibilidad de un plan de exilio mencionada por varios ministros.

El jefe de la diplomacia británica aseguró que en la conferencia no se habló de la posibilidad de armar a la oposición, aunque consideró que sería legítimo, de acuerdo con la resolución 1973 de la ONU. Francia  declaró estar dispuesta a discutir con sus aliados sobre una ayuda militar a los rebeldes.

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, centró los puntos prioritarios de los aliados en gestionar la ayuda humanitaria, aislar al régimen de Muamar el Gadafi y respaldar los esfuerzos de los ciudadanos libios para lograr sus aspiraciones.

Clinton remarcó que la situación libia no puede resolverse tan solo por la vía militar, sino que es preciso que los libios se involucren en un proceso político que abarque a toda la sociedad. La secretaria de Estado defendió la legalidad de una eventual decisión de armar a la oposición libia, aunque aseguró que el asunto no se trató en la conferencia.

En el terreno, dos fuertes explosiones sacudieron el martes Trípoli, en el sector de la capital libia donde se encuentra la residencia del coronel Muamar el Gadafi, quien exigió  ayer  el fin de los bombardeos    contra sus fuerzas, que repelieron el avance rebelde hacia el oeste. Gadafi denunció una “ofensiva bárbara e injusta contra Libia”, según la agencia oficial Jana.

Las fuerzas gadafistas evitaron el avance de los rebeldes hacia el oeste y consiguieron hacerles retroceder hasta Ras Lanuf, frustrando así su progresión hacia Sirte, bastión de los leales a Gadafi.

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media