Alcaldes mexicanos pagan a narcos para no ser asesinados

08 de febrero de 2013 - 00:00

Alcaldes de Michoacán (occidente de México), estado azotado por pugnas de cárteles del narcotráfico, reconocieron ayer que están obligados a pagar dinero a integrantes del crimen organizado para garantizar su integridad física.

El presidente municipal interino de la localidad de Nahutzen, Wilfrido Flores Villa, fue asesinado a balazos este lunes cuando se encontraba desayunando con su esposa en un restaurante de Pátzcuaro, a 350 km de la capital mexicana.

La Federación Nacional de Municipios de México dio a conocer que desde 2006 han sido asesinados 31 alcaldes, siendo Michoacán y Durango los estados más afectados.

Agregó que las bandas del crimen organizado en esa zona, principalmente el cártel Los Caballeros Templarios, de Michoacán, han instituido el llamado “cobro de piso”, una lucrativa forma de obtener ingresos obligando a las personas a pagar para no ser secuestrados o asesinados.

Pero Vinicio Aguilera Garibay, subprocurador regional en Morelia, capital estatal, recordó a los ediles que pagar al crimen organizado es un delito.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: