Afrodescendientes reclaman un trato igualitario en EE.UU.

Analistas consideran que el país tiene como tarea pendiente aniquilar “el trato discriminatorio” hacia la población afroamericana. Las protestas contra el crimen de George Floyd se extienden.
03 de junio de 2020 00:00

Thomas Jefferson en la Declaración de Independencia de Estados Unidos en 1776 expresó como verdades evidentes: “Que los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre estos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad”.

Con esta cita célebre, el investigador de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, Jorge Mora Varela, expresa una visión crítica de las protestas contra la discriminación racial que se registran en Estados Unidos tras el asesinato del afroestadounidense George Floyd.

El hecho ocurrió el  pasado 25 de mayo en la ciudad de Mineápolis, en el estado de Minesota, cuando el policía Derek Chauvin, durante la detención de Floyd, de 46 años,  presionó su cuello con su rodilla durante 8 minutos hasta asfixiarlo.

Mora señala que el pensamiento de Jefferson “fue la piedra basal sobre la cual se construyó el país de la ‘libertad’ y el sueño americano”.

Sin embargo, aniquilar “el trato discriminatorio y excluyente a grupos como los afrodescendientes, latinos, mujeres, o los inmigrantes pobres de todo el mundo, entre tantos grupos marginados, es una tarea pendiente para Estados Unidos desde la declaración de su independencia”  hace 244 años.

A criterio del docente,  Estados Unidos no ha sido capaz de reconocer el aporte de sus minorías, y ha minimizado e invisibilizado a personajes de la talla de Katherine Johnson, Dorothy Vaughan, Mery Jackson, quienes llevaron al ser humano a la conquista de la Luna.

También a Rosa Parks, la heroína de los Derechos Civiles; a Martin Luther King Jr., el afroamericano más influyente de Norteamérica con independencia de su raza; y con ellos otros héroes anónimos que “a lo largo de la historia dijeron basta a la discriminación y a la negación del aporte de ellos a la construcción del país que ostenta el nombre de ser el país de la libertad”.

En este sentido, Mora estima que las protestas y las llamas que amenazan a la misma Casa Blanca podrían ser el preludio de un nuevo amanecer para Estados Unidos y para el mundo.

El analista político César Coronel Garcés recuerda que el racismo ha marcado con dureza la historia de Estados Unidos, y pese a las luchas por eliminarlo, sigue presente.

“Esta discriminación no ha logrado superarse en varios países y  debe ser combatida no solo desde los gobiernos sino también en los hogares”, dice el abogado.

Considera que existe un sesgo por parte de la policía estadounidense hacia la población afroamericana, que reclama un trato igualitario.

Por ello considera que la formación en temas de derechos humanos a quienes conforman la fuerza pública de cualquier país, debe ser una prioridad.

Coronel califica como “despreciable” el asesinato de Floyd; sin embargo, señala que nada justifica el nivel de violencia y daños contra la propiedad pública y privada registrados durante los últimos siete días en las protestas en varias ciudades de Estados Unidos.  

A pesar de que el oficial Chauvin fue arrestado y acusado de asesinato en tercer grado y homicidio involuntario, la tensión crece contra el trato discriminatorio y la violencia contra los afroamericanos en Estados Unidos.  

El presidente Donald Trump ordenó el despliegue de miles de soldados para frenar las protestas, mientras al menos doce estados mantienen el toque de queda. (I)

Un hombre afroamericano levanta su puño durante una protesta en el Parque Olímpico del Centenario, en Atlanta.
Cortesía: Anadolu
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado