A 5 años de la recaptura de “El Chapo” su defensa prepara un recurso para que lo juzguen en México

Tras un lustro de su recaptura, la defensa de Joaquín Guzmán insiste en que la extradición fue ilegal.
08 de enero de 2021 18:33

La defensa de Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo”, acusado por las autoridades mexicanas y estadounidenses de liderar el poderoso Cartel de Sinaloa, prepara un recurso legal para que sea presentado ante las autoridades mexicanas, con el fin de que este sea devuelto al país y juzgado en suelo mexicano por los procesos penales abiertos en su contra.

José Refugio, uno de los abogados de Guzmán Loera, confirma lo anterior en una entrevista con la Agencia Anadolu, en la que insistió en que desde la recaptura de Guzmán, en enero del 2016, en los Mochis, Sinaloa, la extradición a los Estados Unidos -ocurrida en enero de 2017- violó el debido proceso.

“Estoy analizando y planteando la posibilidad de que Estados Unidos se lo preste a México para que sea juzgado aquí por los procesos penales pendientes”, señala Refugio, quien añade que la defensa de Guzmán Loera presentará el recurso legal en México antes del 15 de febrero.

Esta recaptura suscitada hace un lustro ocurrió luego de que Guzmán Loera se fugara el 11 de julio del 2015 del penal de máxima seguridad Centro Federal de Readaptación Social 1, mejor conocido como el Altiplano, ubicado en el Estado de México, a unas dos horas de distancia del centro de Ciudad de México.

Su escape sucedió al estilo hollywoodense, a través de un túnel de 1.5 kilómetros. La fama por realizar túneles se la ganó desde que operaba décadas atrás como un lugarteniente en la frontera entre Tijuana y Estados Unidos. De hecho ya había protagonizado una fuga en 2001 de la cárcel de Puente Grande, Jalisco, donde purgan sentencia otros narcotraficantes famosos.

Refugio relata que cuando “El Chapo” fue recapturado, él, como su defensor, se trasladó al penal del Altiplano, pero las autoridades penitenciarias no lo dejaron hablar con Guzmán Loera sino hasta tres días después. También narra que al retirarse fue privado de la libertad en las inmediaciones de la cárcel por un comando de la Policía Federal, tras una orden de captura fallida, es decir, los agentes federales se equivocaron de persona y se percataron de ello cuando se identificó con su cédula profesional.

De acuerdo con el defensor, en esos días llegaron dos solicitudes de extradición de las cortes de California y de Texas, de los Estados Unidos, por lo que la defensa preparó los recursos legales necesarios.

Durante esos meses –afirma– su cliente fue sometido a torturas como mantenerlo despierto todo el tiempo. “Joaquín se quejó de que no lo dejaban dormir en el penal”, acota.

“Nos fuimos a un amparo y le fueron negando (peticiones) a Joaquín Guzmán. Presentamos una solicitud ante la Corte para que solicitaran facultad de atracción (es decir, para la Corte pudiera decidir sobre este caso) y la Suprema Corte rechaza la posibilidad. Esto lo hizo un día antes de que se lo llevaran extraditado a Joaquín”, comenta.

“Rechaza ese mismo día, lo manda al Tribunal Colegiado, al día siguiente sesiona y confirma la negativa del amparo y ese mismo día da el engrose de la sentencia, cuando la ley dice que son hasta 10 días. Ese mismo día, lo manda al juzgado de distrito, el juzgado lo envía a (la Secretaria) de Relaciones Exteriores; Relaciones Exteriores a la Embajada y ese mismo día ya estaban ejecutando el mandamiento y lo llevan al Aeropuerto de Ciudad Juárez y de ahí a Estados Unidos”, explica Refugio.

Sin embargo, el abogado dice que “la sorpresa” de esta operación fue que Guzmán Loera no fue enviado a ninguno de los estados donde las cortes lo requerían, sino que “lo mandaron a Nueva York por causas penales diversas a las que solicitaban en su extradición, manejando una excepción. Eso es lo que en su momento nos pareció una violación al debido proceso, porque no tuvo la posibilidad de defenderse de esa extradición, aun con el amparo que promovimos contra Relaciones Exteriores”.

Ya en Estados Unidos se inició un juicio contra “El Chapo” en la Corte de Brooklyn que derivó en una condena de cadena perpetua más 30 años de prisión, que le leyó el pasado 17 de julio de 2019 el juez Brian Cogan. Se le halló culpable de 10 cargos por narcotráfico. Sobre el estado jurídico actual de “El Chapo” en los Estados Unidos, el abogado Refugió insistió en que no puede dar ninguna opinión.

Entre los juicios importantes que se desenvuelven en esa misma Corte está el del ex secretario de Seguridad, Genaro García Luna, conocido por ser el hombre de confianzas del expresidente Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012) e incluso de agencias de seguridad norteamericanas como la DEA.

Fue detenido en Estados Unidos en diciembre de 2019 –de acuerdo con el Departamento de Justicia de los Estados Unidos–, por actos de corrupción y vínculos con el Cartel de Sinaloa. La solicitud de orden de detención fue enviada por el mismo juez Cogan y actualmente sigue un proceso. (I)

Las más leídas