Tres expresidentes de EE.UU. serán voluntarios para la vacuna contra el covid-19

Barack Obama, George W. Bush y Bill Clinton se ofrecieron para recibir la dosis ante las cámaras.
03 de diciembre de 2020 09:37

Tres expresidentes de Estados Unidos, Barack Obama, George W. Bush y Bill Clinton, se ofrecieron como voluntarios para vacunarse públicamente, con el fin de demostrar la seguridad de las vacunas contra el covid-19, según informan medios locales.

Los exmandatarios se ofrecieron como voluntarios para vacunarse ante las cámaras para crear conciencia pública, según los comentarios hechos para la cadena CNN de fuentes cercanas a los exmandatarios, así como una entrevista de radio con Obama transmitida este jueves 3 de diciembre por SiriusXM.

W. Bush se acercó al médico Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, y le informó que quiere ayudar a alentar a los ciudadanos estadounidenses a vacunarse.

“Primero, las vacunas deben considerarse seguras y administrarse a las poblaciones prioritarias. Luego, el presidente Bush se pondrá en la fila para recibir las suyas, y con gusto lo hará frente a la cámara”, dijo Freddy Ford, jefe de gabinete de George W. Bush.

En la entrevista radial, Obama sostuvo que trabajó antes con el doctor Fauci y que confía “completamente” en el principal experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos.

“Entonces, si Anthony Fauci me dice que esta vacuna es segura y puede vacunar, ya saben, inmunizarse contra el covid, absolutamente, la tomaré”, declaró Obama.

El secretario de prensa de Clinton, Ángel Ureña, también le afirmó a CNN que el expresidente tomará la vacuna públicamente para demostrar su seguridad.

“El presidente Clinton definitivamente tomará una vacuna tan pronto como esté disponible, con base a las prioridades determinadas por los funcionarios de salud pública. Y lo hará en un entorno público si ayuda a instar a todos los estadounidenses a hacer lo mismo”, señaló Ureña.

Los periodistas se han acercado a representantes de Jimmy Carter, de 96 años, el expresidente vivo de mayor edad en Estados Unidos, para ver si se uniría al esfuerzo.

Hasta el momento, dos candidatos a vacunas solicitaron recientemente la autorización de uso de emergencia a la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos.

La firma estadounidense de biotecnología Moderna planea poner a disposición 20 millones de dosis en el país para fines de este año y pretende fabricar entre 500 millones y mil millones de dosis a nivel mundial en 2021.

Para la farmacéutica estadounidense Pfizer y su socio alemán BioNTech, la administración de Donald Trump ordenó 100 millones de dosis como parte de su Operación Warp Speed.

Medidas de seguridad continuas

Mientras millones de estadounidenses esperan la distribución de la vacuna, se siguen tomando medidas de seguridad pública en todo Estados Unidos.

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, emitió el miércoles 2 de diciembre, una orden para que los residentes se queden en casa, prohibiendo las reuniones públicas y privadas y pidiendo a todos los negocios de la ciudad que requieran que las personas trabajen en los hogares para detener sus operaciones.

“Nuestra ciudad está cerca de un punto de inflexión devastador, más allá del cual la cantidad de pacientes hospitalizados comenzaría a abrumar nuestro sistema hospitalario, arriesgando a su vez sufrimiento innecesario y muerte”, dijo Garcetti en la orden.

“Debemos minimizar el contacto con los demás tanto como sea posible... Cuanto mejor estemos ahora para mantenernos separados, antes podremos volver a estar juntos”, agregó. (I)

Te recomendamos

Las más leídas