Crece cifra de muertos por bacteria intestinal en Alemania

30 de mayo de 2011 11:10

Las autoridades alemanas informaron hoy que ya son 14 los fallecidos por el brote de una variante de la bacteria intestinal "E. coli Enterohemorrágica", atribuida en un principio a una partida de pepinos españoles.

La última víctima es un hombre de 75 años.

A lo largo de este lunes, las autoridades sanitarias de los estados federados habían comunicado la muerte de otras tres personas: una mujer de entre 40 y 50 años y otra de 91 años en Renania del Norte-Westfalia, en el oeste del país, y una anciana de 87 años de Mecklenburgo-Antepormerania, en el noreste.

"Estamos ante un gran desafío" y una "grave situación" que ya ha alcanzado "dimensiones europeas", dijo la ministra la ministra alemana de Alimentación, Agricultura y Protección al Consumidor, Ilse Aigner.

Países europeos como Suecia, Dinamarca, Gran Bretaña y Austria, señalaron casos sospechosos de contaminación. 

España afronta pérdidas y pide ayuda a la UE

El Gobierno español solicitará ayuda a la Unión Europea para paliar las pérdidas causadas al sector hortofrutícola de España, puesto que varios países han anunciado ya la prohibición de exportar verduras desde ese país.

Productores españoles calculan los daños en 200 millones de euros semanales.

España ha decidido, además, la creación de una comisión de seguimiento de la crisis . Las autoridades señalaron que "no consentirán que se siga haciendo daño gratuitamente al sector", y que "en 48 horas" se conocerán los resultados de los análisis.

La ministra española de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Rosa Aguila, puntualizó que la cepa infecciosa nunca se ha dado en España, por lo que consideró que "todo tiene un lugar común que se llama Alemania", al que "corresponde hablar y hablar ya".

España también analiza solicitar "algún tipo de indemnización" por las acusaciones "precipitadas y sin fundamento".

De u lado, la Comisión Europea dijo hoy que no considera necesario un bloqueo general de la importación de pepinos y de otros productos agrícolas procedentes del país ibérico.

No obstante, países como Austria, Bélgica, República Checa y Rusia han empezado a prohibir las importaciones.

Las autoridades checas han ordenado la retirada de la venta de dos remesas de pepinos españoles importados la semana pasada de Alemania.

Rusia  ha ordenado expresamente en las aduanas que se impida la entrada de las verduras alemanas y españolas en su territorio.

En tanto que científicos europeos intentan identificar la fuente de la cepa, que provoca en los pacientes una enfermedad llamada síndrome urémico hemolítico (SUH) que se caracteriza por insuficiencia renal, diarrea y sangre en las heces.

Te recomendamos

Las más leídas