Presidente de Rusia aún no decide si se postula a la reelección

18 de mayo de 2011 15:13

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, aguarda el "momento óptimo" para comunicar si se presentará a un segundo mandato, un anuncio que, según dijo hoy en conferencia de prensa, llegará "muy pronto".

"El anuncio está bastante cerca en el tiempo", afirmó Medvédev, quien añadió que la decisión de postular a un segundo mandato de seis años la adoptará "de manera responsable" en interés del pueblo ruso.

La decisión política, indicó, "debe tomarse en el preciso momento, cuando se den las condiciones para ello y cuando éste vaya a tener un impacto político decisivo".

"En nuestras manos está el destino de muchas personas. No podemos pensar sólo en nuestras ambiciones personales", señaló Medvédev ante la insistencia de casi un millar de periodistas concentrados en el centro de alta tecnología de Skólkovo, conocido como el Silicon Valley ruso.

Aseguró que él y el primer ministro ruso, Vladímir Putin, que tampoco descarta regresar al Kremlin, son "correligionarios".

"Nos conocemos desde hace más de 20 años. Coincidimos en muchas cosas, aunque no en todo. Desde el punto de vista estratégico, somos muy cercanos. De lo contrario, no podríamos trabajar juntos", dijo.

Pero "esto no significa que no tengamos divergencias", remarcó, y entre ellas citó que él es partidario de una rápida modernización, mientras que Putin sostiene que debe ser un "proceso paulatino".

Medvédev descartó que él y Putin vayan a competir el uno contra el otro en los cruciales comicios presidenciales de principios de 2012.

"Hay competencia que es buena y otra que lleva al país a un callejón sin salida", opinó.

El presidente ruso también dio a entender que, de presentarse a la reelección, espera contar con el apoyo del primer ministro, pues confía en que en ese caso tendrá el respaldo "de las mismas fuerzas" que le promovieron a su primer mandato, en alusión al partido Rusia Unida que lidera Putin.

Putin, que llegó al Kremlin tras la renuncia de Borís Yeltsin, tuvo que ceder a Medvédev el cargo en mayo de 2008 porque la Constitución rusa impide el ejercicio de más de dos mandatos presidenciales consecutivos.

Te recomendamos

Las más leídas