ESPECIAL FIN DE AÑO

Brasil 2014 dejó un sabor agridulce al fútbol latino

31 de diciembre de 2014 - 00:00

ESPECIAL FIN DE AÑO

En una región donde el fútbol genera fanatismos sin límites, el Mundial Brasil 2014 se convirtió en el evento excluyente a nivel deportivo en América Latina, donde resaltaron el papelón del anfitrión, la amenaza permanente de gloria de Argentina y las irrupciones de Colombia y Costa Rica a escala global.

Un sabor agridulce -más agrio que dulce- le quedó a Latinoamérica del Mundial porque perdió su invicto tras seis citas máximas en la región y vivió las frustraciones de sus potencias. Brasil recibió una paliza histórica en semifinales ante Alemania por 7-1 y volvió a sumergirse en una desilusión generalizada solo comparable al ‘Maracanazo’ uruguayo, 64 años antes.

‘Tristeza nao tem fim’

En 1950, Brasil se comió la liebre antes de cazarla y se quedó sin nada ante Uruguay y, del mismo modo, Scolari intentó bañar de orgullo a sus dirigidos con la premisa de que los partidos serían apenas un trámite hasta coronarse en casa, y así le fue.

‘Felipao’ fracasó porque intentó cambiarle el ADN a la historia brasileña mutando a un perimido ‘catenaccio’, que ya ni Italia usa y porque le colocó la corona anticipada a un plantel en el que solo descollaba Neymar.

Pero a diferencia de lo que se esperaba, Brasil sucumbió en el plano deportivo, pero sobresalió en la organización de una cita complicada, con 12 sedes en un territorio que es como un continente.

No habrá ninguna igual

A Argentina, la otra potencia sudamericana, nuevamente se le atragantó el grito de campeón cuando parecía que Lionel Messi y sus muchachos dejarían atrás 21 años de sequía a nivel de selección mayor.

Estaba todo listo para la mayor hazaña en la historia del fútbol argentino y que sería irrepetible: que Messi levantara la Copa en el mismísimo Maracaná.

Pero Messi deambuló sin rumbo por el Maracaná en la final y, para colmo, se perdió un gol que no suele fallar, mientras que su compinche en la ofensiva, Gonzalo Higuaín, marró otro casi inconcebible en un goleador de su talla. Y Alemania no perdona estos deslices.

A Suárez se le fue la boca, y a la FIFA, la mano

Uruguay, más temido por Brasil que Argentina por el síndrome del ‘Maracanazo’, se quedó sin nada por un tarascón de su figura Luis Suárez a Giorgio Chiellini.

Suárez, un goleador implacable, estaba levantando vuelo en el Mundial, pero se le fue la boca... y a la FIFA se le fue mano. Tomándose en serio el apodo del ‘Pistolero’, la FIFA lo trató como un delincuente serial y lo condenó a una durísima sanción que le impedirá jugar la Copa América Chile 2015, donde estarán otras estrellas mundiales, como Messi, Neymar, el chileno Alexis Sánchez y el colombiano James Rodríguez.

Colombia y Costa Rica asombran

Si la actuación de Colombia sorprendió por su solidez, el desempeño de Costa Rica fue un verdadero asombro porque en la fase inicial liquidó a Uruguay e Italia y empató con Inglaterra, tres campeones mundiales.

El colombiano Jorge Luis Pinto, un riguroso conductor, llevó al fútbol centroamericano al escalón más alto en su historia y, aunque ya renunció, la selección costarricense puede dar pelea a México y Estados Unidos en el liderazgo de la Concacaf.

La selección argentina no termina de redondear un título, pese a que llegó alto en Brasil, pero sus clubes dijeron presente en los torneos internacionales.

El título de River Plate en la Sudamericana y el de San Lorenzo en la Libertadores mostraron una supremacía argentina a nivel de clubes en la región en 2014.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Últimas noticias
Medios Públicos EP