Ecuador, 19 de Julio de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

¿Por qué no existen dos personas iguales en el mundo?

¿Por qué no existen dos personas iguales en el mundo?
14 de junio de 2015 - 00:00

Los experimentos y las leyes de Mendel no fueron valoradas hasta principios del siglo XX y a medida que se avanzó en su estudió se descubrió que las leyes de la genética humana eran bastante más complejas. En cada una de nuestras características heredadas -estatura, color de piel y de ojos, y hasta temperamento- intervienen no uno, sino varios genes que causan combinaciones virtualmente infinitas. Por esa razón no existen dos personas iguales en el mundo.

Durante tres mil millones de años la vida se multiplicó sin sexo, dividiéndose en dos como todavía hoy hacen las células. Hace 600 millones de años la naturaleza “inventó” el sexo en los organismos más complejos que las bacterias, y lo hizo porque tiene una gran ventaja: el hecho de recombinar el 50% del genoma de la madre con el 50% del genoma del padre enriquece la herencia genética y permite una amplia variedad de posibilidades de supervivencia. Si, por ejemplo, el calor se va haciendo extremo en el planeta, muchas personas serán portadoras de genes que permitan adaptarse mejor al calor. Así, esos individuos -y por tanto la especie humana- podrán sobrevivir.

Volviendo a las leyes de Mendel, cuando las aplicamos a las personas los genes dominantes son aquellos, que se manifiestan, que se ven, en nuestro físico y pueden provenir más de mamá, o más de papá. En cambio, los genes recesivos son aquellos que a pesar de estar dentro de nosotros permanecen ocultos o “dormidos”. Son los que heredamos sólo por uno de nuestros padres. Pero eso significaría que esos rasgos ya no se manifiesten y desaparezcan para siempre; por ejemplo, los raros ojos verdes.

Los rasgos recesivos también se pueden heredar y manifestarse cuando se los recibe de ambos progenitores. Así, de una pareja de piel oscura puede nacer un niño de piel blanca si en la familia de la madre y el padre hubo algún ancestro blanco. Porque también podemos heredar los genes de nuestros abuelos. (CONTINÚA)

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media