El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Lun.18/Oct/2021

Actualidad

Tendencias
Historias relacionadas

Los signos no son 12, sino 13

01 de septiembre de 2014 00:00

Si usted es una de las personas que consulta su horóscopo diario, lamentamos informarle que está leyendo las predicciones de un signo que no le corresponde. Como vimos en el inicio, según la astrología el signo de una persona está determinado por el momento en el que el sol oculta a determinada constelación de estrellas, por ejemplo, si alguien había nacido entre el 22 de octubre y el 22 de noviembre, como el sol estaba entre la Tierra y la constelación de Escorpio, se suponía que pertenecía al signo del escorpión.

Eso fue hace más de tres mil años, cuando se determinaron los signos del zodíaco. Pero resulta que los astros en el cielo ya no tienen las mismas posiciones que en aquella época. Sucede por el llamado movimiento de precesión del planeta, una especie de “cabeceo” causado por las mareas, que provoca que cada dos mil años cambie su alineación con las estrellas por el equivalente a un mes. Y eso significa que el horóscopo actual se encuentra completamente desfasado.   

Y ahora pregúntese si era verdad eso de que la descripción de las presuntas características de su viejo signo astrológico se correspondían con su personalidad (por ejemplo, “soy cambiante como todos los de Géminis”). Es que cuando queremos creer en algo siempre seleccionamos lo que refuerza nuestra creencia y no tomamos en cuenta aquello que las contradice. Eso se llama sesgo cognitivo y lo hacemos, en mayor o menor medida, todos.

Si sigue creyendo en la astrología haga la prueba: lea las características de su nuevo signo del zodíaco y encontrará -también allí- muchos rasgos que podrían perfectamente describirlo a usted. En fin, es bueno saber que nada ni nadie decide nuestro destino desde los cielos, pero si la astrología le divierte puede encontrar el horóscopo en casi todos los periódicos del mundo, en la sección entretenimiento. (...continúa)

Contenido externo patrocinado