El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Jue.16/Sep/2021

Actualidad

Tendencias
Historias relacionadas

Ciertos males eran tratados con la ingesta de plasma

Drácula sí existió: el popular mito se basa en síntomas de enfermedades reales

Ciertos males eran tratados con la ingesta de plasma
30 de agosto de 2015 00:00

El mito de los vampiros se ha extendido y es parte ahora de la cultura popular. Pero estos personajes tienen una base real, a la que la literatura y el cine han agregado elementos fantásticos.

El conde Drácula

“Odiado y temido. Estoy muerto para todo el mundo. Escúchame. Yo soy el monstruo al que los hombres vivos matarían. Yo soy Drácula”. Así se presenta el personaje del libro de Bram Stoker publicado en 1897.  El hombre de la brillante capa negra que bebía sangre de víctimas vivas y tenía una palidez extrema. Noctámbulo, vivía en un mundo de sombras y rehuía a la luz del día. Su descripción provoca temor pero -al tiempo- atrapa al lector; el conde también es seductor, poderoso y refinado. Para muchos, Drácula, de Stoker, es la mejor novela de terror que se ha escrito, y lo que sí es indiscutible es que fue la obra que popularizó el mito de los vampiros hasta nuestros días.

Pero no fue la primera en su tipo.  Antes aparecieron publicaciones que empezaron a alimentar la imaginación de Bram Stoker. Carmilla trata sobre una hermosa joven vampiresa atraída por personas de su mismo sexo. Fue publicada por Sheridan Le Fanu, 25 años antes que Drácula; y otra: El vampiro, de 1819, escrita por John William Polidori, tiene como personaje central a un vampiro que bebe sangre. Hubo más obras, con protagonistas similares caracterizados por sensuales bebedores de sangre, algunas incluso con explícitas descripciones eróticas.  Pero más allá de los antecesores literarios, la imaginación de Stoker se nutrió de dos elementos reales para crear su personaje: un príncipe despiadado y una enfermedad metabólica. (continúa)

Christopher Lee dio vida a una de las versiones cinematográficas del conde Drácula. Foto: cortesía internet
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado