Los elementos visuales marcaron una época

- 08 de abril de 2018 - 00:00

Los nuevos formatos de entretenimiento cada vez se distancian más entre sí. Por ejemplo, en los noventa, la única forma de ver programas era a través de un televisor y ahora los dispositivos digitales ofrecen una gran variedad de formatos, series online, apps de entretenimiento, conexiones interactivas y videojuegos. Everything Sucks! es una serie que nos regresa al pasado y nos recuerda visualmente cómo era esa época.

Netflix se ha convertido en una nueva ventana de entretenimiento mundial. El nuevo “deporte” de fin de semana es ver las series que ofrece esta plataforma, con aire acondicionado y canguil casero. Después de una semana agotadora en la oficina muchas veces solo queremos sentarnos durante todo el día frente a una pantalla buscando todas las opciones: una película o una serie que nos “enganche”.

En esa búsqueda asoma Everything Sucks! (Todo apesta), una comedia dramática cuyos adolescentes, a través de lo audiovisual, expresan sus más intensos sentimientos.

Esta serie está ambientada en la década de los 90, época icónica en lo visual y musical. Las referencias sutiles que nos muestra hacen que el “netflixvidente” se traslade instantáneamente a esos años; también a las referencias de vídeos musicales, una poderosa herramienta visual para enganchar a los que vivimos nuestra juventud en la cultura pop, escuchando Nirvana, Blind Melon y Pearl Jam

Todo lo visual se convierte en una referencia, marca una época y, sin necesidad de decirlo, te traslada automáticamente, en una línea de tiempo trazada por videojuegos, afiches, series de televisión...

Las referencias de esos años son:

-Kurt Cobain

- Los tamagotchis.

-Wonderwall (de Oasis).

- Las cintas VHS.

- Los anillos-chupete de chuche.

- Tori Amos y los videoclips de Kurt Cobain.

- Los dibujos de Cartoon Network.

- Los diálogos de Pulp Fiction (1995).

- Star Wars y su universo intergaláctico.

- Las videocámaras.

- El discman y sus cascos orejeros.

Todos estos elementos contribuyeron a crear y a dejar en la memoria colectiva esa época, que ha sido relatada por los creadores de la serie: Ben York Jones y Michael Mohan.

Ellos se inspiraron en su propia vida noventera. La trama también es parte de esa cultura independiente y rebelde, que se veía reflejada en un estilo de vida, sin la tecnología actual.

En esos años, la música y el cine eran el reflejo de una sociedad que aprendía de sus ídolos. Si tuviste un walkman, o visitabas la tienda de Blockbuster, o escuchabas música en cassettes y usabas una pluma para rebobinar la cinta, debes ver Everything Sucks! La tecnología y las redes sociales han cambiado las costumbres de los noventa; algunas veces la nostalgia se apodera de aquellos que vivimos en esa época pero, por suerte, hay series que nos recuerdan lo divertido que era ver MTV en televisión abierta. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: