Entre el 8 y 10 de diciembre se celebró la IV Asamblea General Ordinaria para conocer los avances alcanzados por la entidad

La construcción de políticas públicas regionales, la experiencia de la Redeplan

Entre el 8 y 10 de diciembre se celebró la IV Asamblea General Ordinaria para conocer los avances alcanzados por la entidad
15 de diciembre de 2014 00:00

Como decía Ernesto Samper, secretario general de Unasur, en la charla magistral ante los países de la Red de América Latina y el Caribe de Planificación para el Desarrollo (Redeplan), Latinoamérica y el Caribe se reconocían históricamente por sus posturas antagónicas, problemas limítrofes que generaban largas guerras o impasses diplomáticos entre nuestros países. Hoy la historia latinoamericana pasa por un momento único, en el que los países reconocen la necesidad de la integración, y donde la planificación se torna en una herramienta de nuevas y renovadas visiones y acciones conjuntas para lograrlo.  

Este proceso tiene retos en común: la eliminación de brechas sociales, la generación de empleo digno, la superación de la discriminación de género,  la sustentabilidad ambiental, la inseguridad y la erradicación de la indigencia y la pobreza.

La construcción de una identidad regional, que consolide una postura única frente a los retos globales en los ámbitos económicos, políticos y sociales, ha probado ser la apuesta para las economías en crecimiento. “En la actualidad se evidencia un replanteamiento en las formas y propósitos de la integración regional, como instrumento de fortalecimiento y defensa de las capacidades soberanas de los Estados que priorizan la articulación política para el establecimiento de su agenda política” (Redeplan, 2014).

En este contexto, el 9 de abril de 2010 se creó la Red de América Latina y el Caribe de Planificación para el Desarrollo (Redeplan) con la misión de la fortalecer la planificación en todas sus dimensiones y coadyuvar al desarrollo de los países.

A partir de 2013, Ecuador, a través de la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo, ejerce la presidencia de esta instancia. Los países miembros de la Red: Guatemala, Uruguay, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, El Salvador, Honduras, coordinados por las vicepresidencias de Colombia, Bolivia y Costa Rica, además de la Presidencia de Ecuador, trabajan en respuestas conjuntas entre los Estados donde la planificación se transforma en un instrumento técnico-político, que permita empatar las agendas nacionales, a través de la identificación de sus elementos convergentes, para la consolidación de una agenda regional.

Para el período 2013-2015, se difinieron 4 ejes de trabajo: la planificación regional, nacional y territorial; armonización de la planificación y el presupuesto; sistemas de información para una planificación efectiva con visión de largo plazo y prospectiva, e Institucionalización y posicionamiento político de la Redeplan.

El 8, 9 y 10 de diciembre se celebró la IV Asamblea General Ordinaria de la Redeplan y el Primer Seminario Internacional de Planificación para América Latina y el Caribe. En este espacio se presentaron los avances del trabajo de la red, haciendo énfasis en los logros de la planificación binacional Colombia-Ecuador, desarrollo de tipologías para la identificación de brechas en los gobiernos subnacionales, diagnóstico de los sistemas de planificación en los países de la Redeplan.

Bolivia, Paraguay, Bolivia y Ecuador de igual manera presentaron en el marco de esta reunión las estrategias para una visión regional para mejorar la vinculación de la planificación con los presupuestos. Este estudio busca generar una correcta articulación entre los recursos asignados para la ejecución de programas y proyectos con la planificación. Según palabras de los viceministros bolivianos Harley Rodríguez y Flavio Rivas, del Ministerio de Planificación del Desarrollo, sin una correcta articulación de estos elementos, las acciones del Estado no atienden a las prioridades de la esfera pública. Debemos encaminar las acciones del Estado hacia generar capacidades en la ciudadanía para superar la cotidianidad en la que el mercado es el único redistribuidor de los recursos, pues esto ha generado las profundas desigualdades de nuestra región.

Por otro lado, se posicionó a la planificación binacional como una acción clara de los Estados hacia la integración regional. Así se presentó la experiencia del Ecuador y Colombia, de elaborar una planificación conjunta para la Zona de Integración Fronteriza. Este proceso responde a la voluntad política de ambos países, plasmada en la Declaración del Encuentro y Gabinete Binacional de Tulcán 2012, que convocó a los presidentes Juan Manuel Santos, de Colombia, y a Rafael Correa Delgado, de Ecuador, y a sus ministros de Estado, que dispuso iniciar un ejercicio de planificación binacional. El Plan Binacional de Integración Fronteriza Ecuador Colombia 2014-2022 contiene 5 ejes articuladores de la Zona de Integración Fronteriza Ecuador- Colombia y se presentará en el Gabinete Binacional este 15 de diciembre. Esta planificación ha generado herramientas como el Sistema de Información Binacional, instrumento que espera ser replicado en toda la región y que contendrá información estadística y geográfica de los países de la Redeplan.

Los países -además- analizaron la importancia de las compras públicas como una de las “herramientas de mayor magnitud de la que dispone un Estado para aplicar políticas públicas de manera directa. Utilizada de manera planificada, se constituye en un pilar fundamental para la construcción de una economía fuerte, que impulse el desarrollo estructural y sostenible de cada país y de la región” (Redeplan).  Para ello, el desarrollo de un Sistema de Compras Públicas Regionales, que actúe como motor de desarrollo e integración regional, se discutió como mecanismo de cooperación y complementariedad productiva.

Finalmente, no podemos pensar la región sin proyectarnos en el largo plazo. La planificación en la Redeplan ya no es concebida como un ejercicio de corto plazo, que responda a necesidades apremiantes, de ahí que ahora la construcción de escenarios futuros y una visión de largo plazo sea un nuevo mandato de trabajo de los países miembros. Todo esto nos conduce indudablemente a dar continuidad al trabajo de la Redeplan y a adherir a la plataforma a un bloque de integración que comprenda a todos los pueblos de la región, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Pavel Muñoz (centro) preside la Cuarta Asamblea General Ordinaria de la Redeplan. Foto: Cortesía
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado