Un policía fue llamado a juicio por una extralimitación en sus funciones

En el hecho, dos personas perdieron la vida el pasado 11 de junio del 2021
30 de septiembre de 2021 19:28

El Juez de Garantías Penales llamó a juicio a Wilson Santiago O. G., como autor directo del delito de "extralimitación en la ejecución de un acto de servicio", indicó la Fiscalía General del Estado, este jueves 30 de septiembre del 2021. En el hecho perdieron la vida Henry Brayan C. S., de 21 años, y Diego Fabián M. S., de 34.

De momento, el implicado tienen medidas cautelares en su contra como prohibición de salir de su cantón de residencia, uso de dispositivo de vigilancia electrónica y retención de cuentas bancarias, menos en la que recibe su salario.

El Fiscal del caso presentó elementos testimoniales, periciales y documentales que "probarían que la mañana del 11 de junio del 2021, en el barrio San Miguel de Tapi del cantón Riobamba, se dio la persecución ininterrumpida de dos presuntos participantes en un delito contra la propiedad: el uniformado habrían disparado más de una decena veces y los impactos de bala habrían provocado la muerte de las dos personas, por lo qué el hoy procesado fue aprehendido en flagrancia".

En el hecho, el agente policial habría intentado frenar a dos personas que intentaban robar a un adolescente, cuando estaba fuera de servicio activo.

"Estábamos regresando de Naranjal a Quito para hacer uso de nuestro franco (día libre), pero en el transcurso del camino, en Riobamba, más o menos a unos 200 a 300 metros antes de llegar al bypass, ya sobre la carretera, nos percatamos que un ciudadano estaba atentando contra la vida de otro, con un arma blanca", relató a diario La Hora.

El implicado estaba en un vehículo de uso policial, pero que no era un patrullero. "Yo miro que el menor cae al piso y el delincuente corre, entonces salgo detrás de él, con el fin de detenerlo. Al llegar a una esquina justo ha estado esperando otro infractor de la ley, en una motocicleta, más un tercero, con un arma de fuego. Ahí vi en riesgo mi vida por lo que tuve que hacer uso progresivo de la fuerza y me tocó hacer uso de mi arma de fuego", agregó al medio.

"Aunque parezca contradictorio, por el tipo de delito que se me quiere acusar, la pena es de 10 a 13 años de prisión. Esto nos preocupa a todos los ciudadanos y de hecho a todos mis compañeros policías, quienes van a pensar dos veces en actuar contra la delincuencia sin contar con el apoyo legal para brindar seguridad a la ciudadanía", lamentó.

Sin embargo, según el ente y tras recopilar evidencias, confirmaría que las muertes fueron por su autoría.

El momento en el que el agente policial intentaba frena el delito, en Riobamba.
Foto: Captura de pantalla
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado