El sexteto local contó con el apoyo de neymar

Brasil vence (3-0) a Italia y se queda con el oro en voleibol

- 22 de agosto de 2016 - 00:00

Brasil venció a Italia por 3-0, ayer y se coronó campeón olímpico del voleibol masculino de Río-2016, un triunfo que desató la euforia de una torcida que apoyó sin cesar a la ‘canarinha’ durante todo el torneo.

En control de principio a fin los brasileños cerraron el partido con parciales de 25-22, 28-26 y 26-24, dejando a Italia una vez más en las puertas de la gloria olímpica.

Los brasileños necesitaron varios puntos para entrar a jugar a la par del ritmo frenético de la ‘azzurra’ y Osmany Juantorena aprovechó para dejar marca a lo largo y ancho del campo. Pero los locales respondieron, Bruno salvó dos pelotas imposibles y despertó a su equipo y a la ‘torcida’ que gritó cada punto local como si fuese el último.

Más fallos de los italianos en el saque, Lucarelli inspirado en ataque y primer set para los anfitriones por 25-22, ¡festejo! y luego aparece Neymar en la tribuna y el estadio se vino abajo, un día después de que Brasil rompiera la maldición y conquistara su primera medalla de oro en fútbol.

La historia se repitió en el inicio del segundo parcial, Italia tomó la delantera con buenos saques de Ivan Zaytsev. Wallace respondió quemando la pelota y con la ayuda de Lucas en el bloqueo frenaron a Italia y el partido entró en paridad.

Fallos discutidos, fulminantes remates y bloqueos brutales y un saque directo le dieron a Brasil el segundo set 28-26. Mientras el coliseo se caía por la emoción de los simpatizantes.         

Confiados y con dos sets en el bolsillo arrancaron los locales el tercer juego pero el sexteto italiano quería su primera medalla de oro olímpica y plantó dura pelea.

Con el capitán Emanuele Birareli y Zaytsev firmes en bloqueo se mantuvo el partido. El marcador era  17-17 y quedaba todo por definir.

Con la ‘torcida’ al borde del éxtasis, Wallace arremetió en la red, Bruno puso el toque perfecto y sin darse cuenta Brasil cerró el set 26-24 y la medalla de oro, tras dos finales perdidas en Pekín-2008 y Londres-2012, ya era auriverde. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP