Verónica denuncia negligencia judicial que dejó libre a sus presuntos violadores

- 08 de mayo de 2018 - 14:00
La joven señaló que es víctima de constantes amenazas por parte de sus presuntos agresores.
Foto: Cortesía

"Soy una sobreviviente de acoso, de maltrato y violación sexual", dijo Verónica Ocaña, quien decidió hacer público su caso en una rueda de prensa luego de, según dijo, haber luchado por más de un año y no recibir justicia. 

El caso de Verónica se remonta al 18 de febrero de 2017, cuando Iván P.,  Byron Y. y  Erick M. la invitaron a un bar, ubicado en el centro norte de Quito. Ya en el lugar consumieron bebidas alcohólicas, horas después la víctima perdió el conocimiento y fue trasladada a una habitación, donde supuestamente la violaron.

En el parte policial se detalla que los involucrados presuntamente suministraron una sustancia a la bebida de la joven. En la audiencia de juzgamiento, la fiscal del caso indicó que los involucrados grabaron y tomaron fotos de la víctima mientras la violaban.

Tras un año del litigio, los jueces penales de Pichincha sobreseyeron a los imputados, "porque no encontraron elementos de convicción para convocarlos". 

"La Manada no únicamente está en España, La Manada también está en Ecuador", sostuvo la legisladora Marcela Holguín, quien ha acompañado a Verónica en el proceso que, aseguró, ha estado plagado de negligencias

Holguín dijo que el caso es una "clara denegación de la justicia". Apuntó que a la víctima se le impidió presentar pruebas "contundentes" como fotografías de otras mujeres, también víctimas de violación por parte de estos tres sujetos. Además, los videos de su propia violación.

Verónica denunció que tanto ella como sus familiares y amigos reciben constantes amenazas de muerte. "Hoy tuve un retraso para llegar hasta aquí, porque en la esquina de mi trabajo me encontré con dos de mis agresores y me tocó ingresar a una tienda para resguardarme", apuntó. 

"No tengo ni siquiera una boleta de auxilio en mi bolsillo. Tengo que vivir con zozobra y miedo", sostuvo la joven con voz entrecortada. 

Holguín denunció que "los agresores están deambulando libremente por Quito". Sostuvo que en la ciudad en lo que va del 2018 se han registrado 4 femicidios. "¿Estamos esperando a que Verónica Ocaña muera? Necesitamos una justicia en vida", cuestionó la legisladora. 

De allí que llamó a la ciudadanía a unirse y apoyar a la joven. "Así como fue en España, hagamos una fuerza común en Ecuador". También pidió la destitución y sanciones penales a los servidores judiciales que, según dijo, actuaron con negligencia en este caso. 

En las redes sociales, los ciudadanos se han hecho eco del caso a través de la etiqueta . (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: