Los universitarios pasarán por filtros de seguridad

- 31 de mayo de 2019 - 00:00
Los policías registran los vehículos en busca de artefactos explosivos, armas y sustancias sujetas a fiscalización.
Foto: José Morán / El Telégrafo

Agentes de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) y la Policía Nacional vigilarán los accesos de la ciudadela Salvador Allende, donde instalarán cámaras y luminarias.

A diario y a toda hora se efectuarán los operativos de control a peatones y vehículos que ingresen en la Universidad de Guayaquil. Así lo indicó el teniente coronel Líderman Hermosa, subjefe del distrito Modelo de la Policía Nacional.

Hermosa añadió que durante junio los registros se realizarán a diario y que luego continuarán de manera aleatoria.

La vigilancia se da luego de que la mañana del miércoles 29 de mayo se registrara la detonación de un artefacto explosivo en la Facultad de Medicina, la cual causó daños a un vehículo y pánico en los estudiantes.

Esta es la segunda ocasión en lo que va del mes que ocurre un evento como este. El 7 de mayo, un artefacto detonó en los exteriores de la Facultad de Educación Física, lo que causó daños al automóvil de un funcionario.

Aproximadamente a las 12:00 de este jueves 30 de mayo, se inició el control en la puerta principal y en las entradas laterales del centro de educación superior. Miembros de la ATM colocaron conos de seguridad y detenían al azar los vehículos que buscaban ingresar en el sitio.

Mientras los agentes de tránsito constataban que los documentos estuvieran en orden, los policías registraban el portaequipaje e interior de los automotores.

Circuito de vigilancia

El gobernador de la provincia, Raúl Ledesma, llegó al recinto universitario para observar el desarrollo de las actividades de vigilancia.

Indicó que se mejorará el control de ingreso con la instalación de torniquetes, plumas de seguridad para el acceso de vehículos y circuito cerrado de vigilancia en todo el campus.

El objetivo es que “no haya ningún espacio oscuro e identificar a los causantes de desmanes y actitudes sospechosas”. También se pronunció Roberto Passailaigue, rector de la Universidad, quien explicó que se realizan los estudios sobre seguridad en la ciudadela universitaria.

Una vez que se conozcan las falencias y requerimientos para una vigilancia efectiva, se presentarán los respectivos informes y presupuestos para adquirir las herramientas necesarias. “Se establecerá cuántas cámaras, torniquetes, plumas y monitores se necesitan en el cuarto de control”, explicó.

Dijo que esta labor tomará alrededor de tres meses debido a que se trata de un evento no programado y porque la Universidad de Guayaquil no cuenta con un plan integral de seguridad. “Lamentablemente, hubo deficiencias en las administraciones anteriores que no tenemos por qué tapar ni solapar”, reclamó.

Informó que el miércoles 29 de mayo la institución se declaró en emergencia de seguridad, por lo que “se ha pedido a la Policía que intervenga y se ha autorizado su ingreso las veces que sean necesarias”.

También se ha solicitado al Ministerio de Defensa que colabore con trabajos de inteligencia para determinar quiénes son los responsables de los atentados con explosivos y los grupos corruptos que operan al interior. (I)

Seguridad
Operativos de control
Miembros de la Policía y de las Fuerzas Armadas realizarán controles diarios al acceso peatonal y vehicular de la universidad. Las acciones están encaminadas a evitar el ingreso de explosivos y armas de fuego.     

2 explosiones se han registrado en este mes. La primera ocurrió el martes 7 y la última el miércoles 29 de mayo. Solo hubo daños materiales.    

Plan integral de seguridad   
Tras los atentados, las autoridades levantan una información para elaborar un plan de seguridad para el campus.  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: