Un empresario argentino pagará con cadena perpetua el femicidio que cometió

- 08 de junio de 2017 - 00:00
Fernando, durante el juicio, ofreció disculpas a sus tres hijos.
Foto: infobae.com

El individuo, quien asestó 74 puñaladas a su expareja, podrá pedir libertad condicional solamente después de cumplir 35 años de la condena.

Fernando Farré ni se inmutó al escuchar que pasaría el resto de su vida en la cárcel. La lectura del veredicto fue rápida, la explosión de emociones fue instantánea, pero él ni siquiera atinó a bajar la cabeza, tampoco a esbozar un gesto, quedó inmutable, como se lo vio durante casi todo el juicio.

El empresario asesinó a Claudia Schaefer a puñaladas en agosto de 2015, en la casa que tenían en Pilar, en la periferia norte de Buenos Aires.

Farré no aceptaba la separación y aprovechó que la mujer había ido a la vivienda a retirar sus últimas pertenencias para encerrarla en el vestidor y matarla con dos cuchillos de cocina. La autopsia determinó que Farré la degolló y ocasionó 74 lesiones cortantes a su esposa y le cortó el cuello por la espalda.

El caso bautizado como crimen del country, como se conocen en Argentina a los barrios cerrados para ricos, ha sido uno de los femicidios con mayor repercusión de los últimos años por tratarse de una familia acomodada y con tres hijos, entre ellos un niño con discapacidad, según diario El País.

“Llegó lo que tanto estábamos esperando, Paz y justicia”, dijo a los medios Sandra Schaefer, la hermana de la víctima, muy emocionada. Una de las hipótesis sobre el veredicto giraba en torno a que Farré también podía ser declarado inimputable y trasladado a un neuropsiquiátrico. “De loco no tiene nada, nunca lo tuvo. Sabía perfectamente lo que hacía”, señaló la mujer. Y dijo que la actitud de él fue altanera, como fue siempre.

Sandra, a cargo de los tres hijos de la pareja, señaló que sus sobrinos “no quieren saber nada del padre” y lo único que desean es “olvidar todo y empezar de nuevo”. La víctima había interpuesto una denuncia previa contra Farré por violencia de género, en la que relataba la forma en que sus hijos presenciaron cómo la insultaba, la humillaba y la golpeaba.

“Espero que esté en la cárcel hasta que se muera”, declaró a la salida del tribunal de San Isidro una de las fiscales de la causa, Carolina Carballido Calatayud. El abogado defensor de Farré se fue sin hacer declaraciones, pero la sentencia es apelable.

El femicida Fernando Farré, que ni se inmutó al escuchar el veredicto del jurado, podrá pedir la libertad condicional cuando haya cumplido 35 años de condena; es decir, cuando él haya cumplido los 89 años, ya que ahora tiene 54.

En Argentina, en lo que va del año, organismos extraoficiales cuentan 133 asesinatos de mujeres.

Un exluchador  golpeó a exnovia por dos horas

Jonathan Koppenhaver, el exluchador de artes marciales mixtas conocido como ‘War Machine’, ha sido condenado a cadena perpetua tras agredir brutalmente a su exnovia: una actriz porno cuyo nombre es Christine Mackinday, conocida en dicha industria como Christy Mack.

La Corte del distrito del Condado Clark en Nevada halló al exdeportista culpable de 29 cargos entre los que se encuentran la tortura, el intento de asesinato, el secuestro, el ataque sexual y la coacción.

War Machine, que aún tiene derecho a apelar esta sentencia, llegó a la casa de Christy Mack el 8 de agosto de 2014 y, tras encontrarla con otro hombre en la cama, comenzó a atacarla brutalmente provocándole hasta 18 fracturas en la cara. La víctima contó que aquella noche, su exnovio golpeó duramente y estranguló a su acompañante, hasta que finalmente lo dejó irse, pero le advirtió que si hablaba con la Policía lo mataría. A continuación, según ella, ‘War Machine’ le pegó durante dos horas y también la amenazó.

“No hay un solo día que pase en el que sinceramente me arrepienta de lo que hice”, aseguró Koppenhaver, quien a los dos meses de capturado intentó suicidarse. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: