Tribunal deja en libertad a un violador que tiene otra sentencia de 29 años por otro abuso sexual

Fiscalía anunció que apelará la sentencia en contra del individuo, ya que tiene antecedentes
25 de enero de 2021 10:08

Mediante un comunicado, la Fiscalía anunció que apelará la sentencia emitida por el Tribunal Penal del Guayas por haber dictado sentencia absolutoria que habría favorecido a un presunto violador de una menor de edad.

Según la entidad, durante la audiencia de juicio, los jueces dictaminaron inocencia del procesado Toribio Joaquín F. C. durante la audiencia de juicio, desarrollada el pasado martes.

Fiscalía inició una investigación previa el 31 de mayo de 2017, cuando la abuela de la víctima denunció una presunta violación perpetrada contra su nieta al interior de su domicilio, ubicado en la Isla Trinitaria, en el suroeste de Guayaquil, por parte de Toribio Joaquín F. C. La tenía 13 años a la fecha de los hechos.

La menor habría sido abusada por más de dos años de forma continua y –según lo contado por la víctima a su abuela– el procesado cometía el delito al interior del domicilio, en la sala y en el dormitorio de la pequeña, a veces solo y en otras ocasiones acompañado de otras personas.

Esto, con la anuencia de la expareja de la denunciante (sentenciado por violación en otro caso), quien hacía ingresar a los agresores sexuales a la vivienda.
La denunciante indicó que, además de las humillaciones, la menor fue amenazada de muerte para que no contara lo sucedido.

La fiscal de la Unidad de Violencia de Género, Patricia Morán Espinoza, presentó como pruebas: el testimonio de siete personas, entre ellas, el agente investigador de la Policía Judicial, el médico legista, la trabajadora social y el psicólogo que intervinieron en el caso, la abuela paterna de la afectada y el testimonio de la víctima ahora mayor de edad, quien reconoció plenamente a su agresor sexual en presencia de los sujetos procesales.

A esto se sumaron el informe médico-legal ginecológico y proctológico, el informe investigativo, el informe de reconocimiento del lugar de los hechos, la denuncia presentada por la abuela paterna y la partida de nacimiento de la víctima.

Además, se presentaron los resultados de las pericias de entorno social y psicológico, que establecieron los factores de vulnerabilidad y afectación de la víctima, y la credibilidad en su relato, que permitieron determinar la materialidad del delito y la responsabilidad penal del acusado.

El Tribunal Penal, integrado por los jueces Mónica Abad, Felipe Sarmiento, Diógenes Cueva –con voto de mayoría (por parte de los dos últimos jueces) – emitió sentencia absolutoria contra el procesado, Toribio Joaquín F.C., disponiendo su inmediata libertad.

La fiscal Patricia Morán rechazó la resolución y señaló: “siendo un caso que vulnera derechos fundamentales, como la libertad y la indemnidad sexual, se le debió dar un tratamiento especial, desde una perspectiva de género al tratarse de una adolescente a la época de acontecido el acto lesivo (…). Se vulneraron todos sus derechos e –incluso–minimizaron el relato de la víctima en audiencia”.

Una vez que la resolución de la sentencia absolutoria sea notificada a las partes procesales, Fiscalía interpondrá la respectiva apelación ante los jueces de la Sala Penal de la Corte Provincial del Guayas, para que sean quienes estudien y resuelvan la situación jurídica del procesado.

Tanto la víctima como su abuela ingresaron al Sistema de Protección de Víctimas y Testigos (Spavt), debido a las constantes amenazas y atentados contra su vida, a raíz de haber presentado la denuncia.

Según las investigaciones preliminares, la menor fue abusada sexualmente por su agresor desde que tenía 11 años, hasta cerca de los 13 y que, incluso, la hacía participar en juegos sexuales con otros individuos, con la anuencia de la pareja de la denunciante, Manuel M., quien al momento se encuentra sentenciado a veintinueve años y cuatro meses por el delito de violación, en otro caso (I)

Te recomendamos

Las más leídas