Caso Sobornos: perito expone estructura delictiva

- 19 de febrero de 2020 - 18:17
Foto: Corte Nacional

La tarde de este miércoles 19 de febrero se reinstaló la audiencia de juicio por el caso "Sobornos 2012-2016", que se lleva a cabo en el octavo piso de la Corte Nacional de Justicia (CNJ).

En el sexto día de la jornada, la Fiscal General, Diana Salazar, continúa receptando a los testigos. Al momento han acudido alrededor de 30 personas entre testigos y peritos.

La diligencia se reinstaló luego de una intensa jornada que se cumplió el martes 18 de febrero, que duró hasta las 22:00. 

En esa jornada se conoció la versión de Gustavo Bucaram, exsecretario de Viviana B., exgobernadora de Guayas y procesada en el caso.

Bucaram confirmó que en 2013 viajó a Quito donde retiró $ 100.000 en efectivo que después lo entregó a Viviana B. en su casa de Samborondón. Añadió que el día que iba a dar versión en la Fiscalía, la exgobernadora lo llamó para pedirle que no de su testimonio.

Ernesto Alonso Guerrero, empresario de servicios de sonido, también se presentó ante el Tribunal.

En declaraciones ante la Fiscalía, el empresario reconoció que dio servicios para Alianza País, pero que fue enviado a cobrar a empresas contratistas del Estado.

No obstante, en la versión ante el Tribunal de la Corte, aseguró que no recordaba esa versión.

La fiscal Salazar pidió declararlo como “testigo hostil” y pidió una sanción según el artículo 506 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que se refiere a falso testimonio y perjurio.

El juez ponente, Iván León, dispuso el traslado a una sala privada bajo custodia policial y se dio lectura a una anterior versión de Guerrero. Al final se decidió que no había contradicción en su versión, por lo que no se le siguió ningún proceso.

Otro testigo dio su testimonio desde España por video conferencia. Fue Pedro Espinosa, quien fue asesor de Alexis M., exsecretario Jurídico de la Presidencia en el régimen de Rafael C., procesados en el caso.

Espinosa aseguró que el exsecretario le ordenó acudir a la oficina de Pamela M. para retirar dos sobres que los entregó a Alexis M.

También acudió el productor Santiago Carrera, quien dijo que fue contratado para hacer fotos de candidatos de Alianza País, pero le indicaron que debía cobrar a la empresa Hidalgo & Hidalgo, también procesada en este caso.

En esta tarde fue llamada a rendir su versión la perito Alexandra Mantilla, quien detalló los escenarios en donde se habría desarrollado la trama de sobornos. La perito identificó dos escenas primarias en el presunto delito de cohecho: el Palacio de Carondelet de donde salían las disposiciones para cobros de dinero. También identificó al Edificio La Unión donde funcionaba la oficina de Atención Ciudadana, que fue creada por disposición de Rafael C.

Otro escenario fue el edificio Concorde y las oficinas del Colegio de Abogados del Guayas.

La perito indicó que en una entrevista personal con Pamela M., le contó que ella tiene el hábito de escribir todo en un cuaderno. Entre las conclusiones que destacó fue que las libretas de sus apuntes no solo eran para trabajo sino para anotar cosas personales. Sin embrago, ahí se encontraron anotaciones por transacciones fuertes de dinero.

La técnica detalló se creó una estructura que actuaba bajo un modos operandi, que actuaban de forma organizada con una jerga delincuencial e incluso establecieron códigos para proteger la identidad de sus miembros.

Así por ejemplo se identificó que Jorge G. fue catalogado bajo el código JG - L1 y fue identificado como el líder. Lo mismo pasó con María de los Ángeles D. (MD-L2) y Walter Solis (WS -L3), que también fueron catalogados como líderes.

En cambio Pamela M. (PM-C3) cumplía funciones como coordinadora.

La perito Mantilla elaboró además un gráfico para hablar de la conformación de dicha estructura. En una especie de organigrama que lo dividió en cinco niveles. En el nivel uno (líderes) se encontraba Jorge G. y Rafael C.

En el nivel dos, bajo la categoría de beneficiarios a quienes iban los aportes. Entre ellos se encontraban María de los Ángeles D., Galo M., Viviana B. y Alexis M.

En el nivel tres corresponden a los Enlaces y se encontraban María De los Ángeles D., Jorge G. y Walter S.

En el nivel cuatro constaban los mensajeros, entre los que se encontraban el exasambleísta Christian V. y en el nivel cinco, el personal que revisaba la sistematización de los aportes y realizaba los reportes.

Con estos documentos, la agente emitió como conclusión que se trató de una estructura delictiva con niveles de conformación que se creó bajo las motivaciones de dinero y poder.  (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP