Sentencia por licor adulterado

27 de septiembre de 2013 - 00:00

Édgar Santana Álvarez y Gustavo Altamirano Zhuno, procesados por la venta de licor adulterado en el cantón Durán, que provocó la muerte de Miguel Adolfo Holguín Merino, el 11 de agosto de 2011, recibieron una sentencia de 3 años de prisión.

La pena fue impuesta por el Tribunal Cuarto de Garantías Penales del Guayas, cuyos jueces miembros se pronunciaron la tarde de ayer, luego de más de 2 meses desde que emitieron un veredicto en la audiencia de juzgamiento.

Édgar Santana, quien fue identificado como el representante de la compañía Industrias Licoreras Asociadas (ILA), que producía el vino “Tres Marías”, y Gustavo Altamirano, fueron procesados por el delito de atentado contra la salud pública (homicidio culposo), tras determinarse que Holguín Merino, previo a su muerte, había ingerido el mencionado vino, que -tras las pruebas correspondientes- dio positivo con metanol.

El fiscal que investigó el caso, Modesto Freire, presentó como pruebas el análisis toxicológico donde se certificó ese resultado y las facturas que demuestran la comercialización del licor por parte de la compañía ILA.

En la diligencia, la Fiscalía recordó que Holguín Merino ingirió el licor luego de comprarlo en la tienda “Don Rafa”, ubicada en el cantón Durán, donde se encontraron varias cajas de vino “Tres Marías”.

Las investigaciones determinaron que el dueño de la despensa adquirió la mercadería en la distribuidora de propiedad de Altamirano.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: