Juez ordena cerrar iglesia de pastor sentenciado por caso Juliana Campoverde

- 18 de julio de 2019 - 00:00
Las partes procesales del caso de Juliana Campoverde Rodríguez, previo a la instalación de la audiencia de juicio.en Quito. Había tensión en el tribunal.
Foto: Miguel Jiménez / EL TELÉGRAFO

Jonathan C. fue condenado a 25 años, se dispuso el cierre de la Iglesia del acusado y la creación de un registro nacional de pastores y líderes religiosos.

Una gresca se registró en el interior del Tribunal de Garantías Penales de Pichincha, luego de que los jueces sentenciaran a 25 años de prisión al pastor Jonathan C., por el delito de plagio con resultado de muerte.

Los jueces penales dispusieron que se cierre la iglesia Oasis de Esperanza y que el pastor cancele $ 100 mil a los familiares de la víctima, como reparación integral.

También que se oficien los trámites para crear un registro nacional de pastores y líderes religiosos.

Tras dictarse la condena hubo un silencio que fue interrumpido por el llanto de un allegado del guía religioso y por el grito de “asesino” de un amigo de la víctima.

Alrededor de 15 policías trataron de calmar a un grupo de familiares y amigos de la víctima, Juliana Campoverde, que intentaron agredir al pastor evangélico.

En su defensa salieron sus familiares, lo que causó la trifulca. Una mujer resultó con el vestido roto y otra persona con la camiseta rasgada. La fiscal Mayra Soria intentó calmar a la gente. La Policía evacuó el lugar. 

Elizabeth Rodríguez, madre de Juliana, salió de la sala llorando junto con su hijo Ronny. En los exteriores del Complejo Judicial se realizó un plantón para celebrar la sentencia y exigir que continúe la búsqueda del cuerpo de Juliana.

Luego de siete años, los padres de la joven presenciaron el proceso legal en contra del religioso, quien se acogió al silencio. 

El caso se remonta al 7 de julio de 2012 cuando Juliana fue vista por última vez con Jonathan C., pastor de la iglesia Oasis de Esperanza.

La sentencia se conoció luego de las diligencias del caso y la recepción de 40 testigos: 35 de la Fiscalía, uno de la acusación particular y cuatro de la defensa. 

 El fallo se efectuó tras los alegatos de las partes procesales. La fiscal Mayra Soria reiteró que se demostró que Jonathan C. se llevó con engaños a Juliana Campoverde. 

Soria recordó que Jonathan C. -en un proceso de cooperación eficaz- indicó que el cuerpo de la joven fue enterrado en una quebrada de La Bellavista (norte de Quito), pero no fue hallado.

La acusación particular contra el pastor solicitó que se retomara la búsqueda del cuerpo. No obstante, el dictamen del tribunal no tomó en cuenta ese pedido. Absalón Campoverde dijo que seguirán presionando para que se retome la búsqueda.

Esta sentencia generó alivio para los activistas por los derechos humanos.

La jurista  Jéssica Jaramillo cree que la sentencia es histórica y marca un precedente en la lucha de las mujeres. Aplaudió el cierre de la iglesia a la que Jonathan C. pertenecía. “A través de la fe y la religión se puede manipular a la gente”.  

Ana Cristina Vera, del colectivo Vivas nos Queremos, dijo que la sentencia es un primer paso en la reparación que la familia merece. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: