Barrios se unen a Policía y Municipio por la seguridad

- 03 de enero de 2020 - 00:00
Foto: César Muñoz / El Telégrafo

En Guayaquil, los habitantes del sector Florida Norte colocaron cámaras para evitar robos en parques y domicilios. En Cuenca se trabaja con alarmas comunitarias y en Quito cumplen labores.

La seguridad siempre será preocupación de los moradores de cada sector. Las autoridades policiales y municipales se unen con planes y proyectos para prevenir y combatir la inseguridad.

Un ejemplo de ello, es el extenso sector de Florida Norte, en Guayaquil, donde un grupo de moradores adquirieron cámaras y las colocaron en tres sitios de la ciudadela.

La iniciativa la tomaron ante la presencia de consumidores de “H”, que tenían tomados los parques, donde dormían, consumían y se bañaban. Por ende, los robos proliferaban.

Con autogestión de los habitantes se adquirieron 42 cámaras, en dos sectores se instalaron 13 en cada uno; y en un tercero, ocho. Además cuentan con un sistema de monitoreo a través de una computadora y los teléfonos celulares, explica Luis Zumbana, presidente del Comité Central.

Con la colaboración del capitán Juan Carlos Casares Acosta, jefe del Circuito Florida, se afianzó este proyecto de seguridad. Cincuenta policías, distribuidos en tres sectores, se encargan de los patrullajes y de atender las emergencias. Los delitos bajaron, dijo.

El biólogo Jorge Sánchez y Zumbana mantuvieron reuniones con la Corporación de Seguridad Ciudadana para que coloque más cámaras, pero por el momento no será posible, porque la prioridad son los colegios.

Sin embargo, Sánchez sostuvo que la alcaldesa Cinthya Viteri debe liderar estas campañas a favor de la seguridad para que se replique en otros sitios de Guayaquil.

Según Casares, la colocación de cámaras, luminarias y la actuación policial sacó de los parques a los “hacheros”. Ahora los niños y adultos disfrutan de este espacio.  

Barrios de Quito contra la inseguridad

La organización es la mejor forma de combatir el desorden y la delincuencia. Esa es la mentalidad de los moradores en decenas de barrios de Quito, que apoya la labor que cumple la Policía contra la inseguridad.

En agosto de este año, el Municipio y el Ministerio de Gobierno suscribieron el acuerdo interinstitucional “Unidos por un Quito seguro”, mediante el cual se daba mantenimiento a 34 Unidades de Policía Comunitaria (UPC) y capacitación al personal de esas áreas.

No obstante, los ciudadanos reconocen que ellos pueden sumarse a la labor que cumple el personal de la fuerza pública para aportar en la seguridad. De ahí la importancia de trabajar coordinadamente. Por lo menos así opinan los moradores del barrio La Ronda, uno de los más turísticos de Quito.

Desde hace 13 años los habitantes se organizaron para crear espacios de diálogo entre las autoridades de control, informó Edwin García, propietario de la heladería Dulce Jesús Mío, uno de los puestos más visitados por nacionales y extranjeros.

El barrio cuenta con una Comisión de Residentes de La Ronda. La semana pasada, sus integrantes se reunieron con los delegados de la Policía y la Comisaría del Centro Histórico para abordar los temas sobre seguridad. Y para garantizar el bienestar de los visitantes se instaló una unidad de Policía de Turismo.

Silvia Rodríguez, agente operativa del Servicio de Seguridad Turística, tiene especial atención a los visitantes extranjeros, porque son una fuente de recursos para los comerciantes de la zona.

Indicó que los visitantes llegan hasta su dependencia o realizan rondas. Se ponen en contacto con ellos y les dictan charlas en inglés o español para que asuman las normas de seguridad.

Ramiro Torres, presidente de la Corporación Turística del Barrio La Ronda, dijo que desde 2006, el sector cumple labores comunitarias con la Policía. “Somos un sector privilegiado, porque tenemos un permanente resguardo para que la gente se sienta tranquila de cumplir sus recorridos”

Víctor Araus, comandante del Distrito Metropolitano de Quito, dijo que el diálogo entre la ciudadanía y las autoridades es una estrategia vital.

En 2019 se cumplieron 487 acercamientos con los vecinos de 10 barrios. Con ello se benefició a 91.675 personas, especialmente en los centros educativos. (I)

seguridadEl Barrio La Ronda, de Quito se organizó para que los visitantes extranjeros se sientan seguros en el sector. La Policía contribuyó con esa tarea. Foto: Mario Egas / El Telégrafo

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP