En Cuenca sospechan que hay más víctimas del sacerdote César C.

- 02 de junio de 2018 - 00:00
Famiiliares de las víctimas dijeron que están aportando con documentos para que fiscalía haga su trabajo.
Foto: Fernando Machado / El Telégrafo

Familiares de los afectados de supuestas violaciones hicieron un llamado público para que “pierdan el miedo” y se acerquen a denunciar, tanto en la curia como en la Fiscalía provincial.

“Sabemos que existen más víctimas, queremos que se acerquen a nosotros para darles la ayuda necesaria”, manifestó el viernes 1 de mayo la abogada Karina Montesdeoca, representante legal de tres de las cinco supuestas víctimas de abuso sexual por parte del sacerdote César C.

La abogada ratificó que ella y sus clientes están aportando con todas las pruebas necesarias para que la Fiscalía prosiga con las investigaciones que conduzcan a la verdad.

Las víctimas y Montesdeoca insistieron en que la Junta Cantonal de Protección de Derechos debe estar atenta y tomar las medidas necesarias para que otras personas, en especial niños, no estén expuestos a los abusos. “No solo se trata de precautelar la integridad de las personas que son reconocidas como víctimas, sino la integridad de otros niños que podrían verse en riesgo al estar expuestos al agresor”, dijo la abogada.

Ella pidió también a la ciudadanía denunciar la existencia de otras personas perjudicadas por el clérigo, quien fue suspendido por la Arquidiócesis de Cuenca.

“El sacerdote César C. no ha pedido disculpas; las disculpas son de la iglesia a las familias que hemos sido afectadas con el proceder del cura”, denunciaron en coro los parientes de las supuestas víctimas de abusos sexuales ocurridos hace más de 50 años.

Más pedidos

María Palacios, hermana de Jorge, el primero en denunciar al sacerdote cuencano, indicó que la iglesia a través del obispo cuencano Marco Aurelio Pérez Caicedo debe respaldar las investigaciones de la Fiscalía y Policía para que se descubra a los cómplices y encubridores de los hechos denunciados.

En tanto, en la tarde de este viernes 1 de mayo circulaba un documento en el cual el sacerdote acusado negaba haber cometido estos actos y además negaba ser homosexual.

El documento en mención no tenía las firmas correspondientes. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: