Rosero: "Necesitamos de una justicia no populista, no machista ni misógina"

- 25 de febrero de 2019 - 00:00
Rocío Rosero Garcés Subsecretaria Prevención y Erradicación de la Violencia..
Foto: Cortesía EcuadorTV

La creación del Sistema de Reparación de Víctimas está en etapa final, pero será el Presidente quien lo anuncie.

Desde la Subsecretaría de Prevención y Erradicación de la Violencia, ¿qué acciones toman en favor de niños que también resultan víctimas del femicidio?
Hay un compromiso presidencial que se maneja de manera conjunta con el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), que son los que emiten los bonos y las prestaciones económicas.

¿Qué trabajo realizan ustedes?
A través del decreto presidencial se busca una medida reparatoria, no solo en el ámbito económico, sino para el entorno familiar con medidas de protección y apoyo, con nuestros servicios especializados de protección.

Es una política que articula dos entidades del Ejecutivo con miras a ampliar a otras instituciones, a través del Sistema Nacional de Reparación de Víctimas. Es una de las aristas del Plan Nacional de Prevención y Erradicación de la Violencia.

¿Para cuándo prevén que inicie el trabajo del sistema?
Está en la etapa final, el presidente de la República, Lenín Moreno, lo anunciará.

¿Qué propósitos tendrá el sistema?
La medida reparatoria tiene una dimensión material y no material. Para que los proyectos de vida de niños y adolescentes víctimas de femicidio continúen después de un acto de violencia que vivieron sus madres.

¿Qué conlleva la prevención?
No es solo la intervención en el sistema educativo, es también que los comités de padres de familia de las instituciones tengan en sus agendas la prevención. Que las escuelas del MIES, el médico del barrio, que todos los prestadores de servicios judiciales sean sensibles, estén preparados y actúen a través de mecanismos para que funcione la alerta.

¿Por qué es importante prevenir este tipo de violencia?
La protección y garantía de la integridad de las niñas, mujeres y adolescentes es parte de la prosperidad de este país. No hay desarrollo económico con tanta violencia. Hombres violentos producen menos, mujeres violentadas dejan de producir. Tenemos que cambiar como sociedad.

Según organizaciones, los niños no han podido acceder a beneficios como becas y vivienda por el cambio de delito al momento de la sentencia...
Una política de reparación integral tiene que construir acciones a favor de esas víctimas. Los estándares mundiales hablan de justicia especializada para mujeres víctimas de violencia, pero se olvidaron de las recomendaciones del Comité de Derechos del Niño.

Necesitamos de una justicia no populista, no machista ni misógina. La resolución de la Corte Nacional no puede ir contra el mandato constitucional, compromisos internacionales. (I)