Quito coordina acciones de seguridad con ciudadanía

14 de julio de 2011 - 00:00

Un total de 13’411369,96 es el dinero recaudado por la tasa de seguridad en el Distrito Metropolitano de Quito, entre los periodos de enero del 2009, hasta abril del 2011. Este dinero ha sido invertido en la dotación de material a los centros de policía Comunitaria (UPC), así lo indicó Augusto Barrera, alcalde de la capital, durante una reunión con miembros de la “Fundación Marcha Blanca”, quienes conforman la veeduría ciudadana.

Patrulleros, motocicletas, infraestructura, material de radiocomunicaciones, capacitación de policías, y un helicóptero, son algunas de las cosas en las que se ha invertido  este dinero. La veeduría hizo públicas algunas de las recomendaciones entregadas al Municipio a través del burgomaestre. Entre ellas se destaca que la policía envíe informes de manera periódica acerca del uso de la recaudación proveniente de la tasa de seguridad. Barrera señaló que la veeduría es aceptada, y el trabajo se realiza de manera conjunta -fuera de parámetros políticos- lo que ayuda a mejorar la seguridad en la capital.

Cuatro fueron los puntos importantes señalados: 1)Crear una política de seguridad para el Distrito Metropolitano de Quito.

2) Trabajar en un sistema evaluador de recursos, para vigilar los gastos de la policía nacional, referente al dinero de la tasa de seguridad.

3) Trabajar en las reformas al sistema de justicia dentro del orden legal

4) Crear programas de educación ciudadana, con la ayuda de los medios de comunicación.

Raúl Franco, representante de la veeduría, explicó que el trabajo realizado ha sido prepositivo, y recalcó que la seguridad es un tema de todos, y que no se puede descuidar ningún aspecto. 

Añadió que se debe tener conocimiento de los indicadores del trabajo de la Policía Nacional y sus planes de georreferenciales  en donde se ubica cada sector y su incidencia en cometimiento de delitos.

Barrera  dijo que parte del dinero se ha utilizado en la infraestructura de (UPC), 53 equipos de operatividad, y recursos gastados en la clausura de 1.800 lugares que funcionan sin la debida documentación.

Con la taza de seguridad se entregaron también 16 nuevas unidades de policía comunitaria, 13 UPC re modeladas, 2 unidades multiuso construidas, además se invirtió en la construcción de la Casa de la Justicia, 227 vehículos,  153 motocicletas, y material logístico entregado a la policía metropolitana.

Dentro de los resultados mostrados se encuentran 600 operativos de control, 105 operativos conjuntos entre Policía Nacional y Policía Metropolitana y 1.221 operativos de control en los espacios públicos.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: