Policía ora por su vida antes de ir a custodiar reos

- 19 de junio de 2019 - 00:00

En el último crimen de la cárcel regional, un guía no pudo ingresar al pabellón de la reyerta porque los presos taparon la cerradura con un pedazo de cuchara plástica.

Carlos (nombre protegido) no sale de casa sin encomendar su vida a la imagen del hermano Gregorio que guarda en un baúl de madera, junto a su uniforme policial.

No sabe si regresará vivo o lo sacarán muerto del pabellón de máxima seguridad del Centro de Privación de Libertad Regional Zona 8, ubicado en el km. 17 de la vía a Daule, en Guayaquil.

Él es policía y está asignado a esa área hace aproximadamente un mes y medio. Cada día pasa por los filtros de seguridad, manuales y tecnológicos; unos sirven y otros no.

Así lo reveló Eduardo Moncayo, titular del Servicio Nacional de Atención a Personas Privadas de la Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI).

Para custodiar el área donde están los presos más peligrosos, Carlos no puede llevar armas letales, solo puede caminar sin demostrar miedo y en caso de que requiera defenderse, usar un tolete o gas pimienta.

En el pabellón en el que labora, el pasado 11 de junio  mataron, decapitaron y quemaron a William Poveda Salazar, alias “El Cubano”, uno de los principales contrincantes de la banda de “Los Choneros”.

Ese mismo día, los criminales mantuvieron como rehenes a 19 agentes del Grupo de Intervención y Rescate (GIR). “Esa vez les perdonaron la vida, solo quisieron demostrar lo que podían hacer”.

Polivio Vinueza, jefe zonal de Contingencia Penitenciaria, indicó horas después que no hubo un pedido especial por la liberación, solo que no echaran gas lacrimógeno.

El terror, según comenta Carlos, no terminó cuando se llevaron el cuerpo de “El Cubano”, sino que se mantiene porque la escena continúa con las manchas y restos de la víctima. “Nadie se atreve a limpiar”.

El agente narra que los prisioneros siempre mandan mensajes para demostrar que tienen el control de la cárcel.

Por ejemplo, recuerda que una vez custodió a un llavero (guía encargado de abrir los pabellones) y “no sé cómo lo hicieron, pero cuando él metió la llave a una de las puertas se electrocutó”.

“Algunos nos gritan que nos van a matar, otros nos dicen que el problema no es con nosotros, sino con las bandas que existen adentro. Igual trabajamos con incertidumbre de lo que pueda pasar”.

El último crimen
El pasado 17 de junio, dos hermanos conocidos como “Los Chinos” fueron asesinados con armas blancas, en el pabellón de mediana seguridad del Centro de Privación de Libertad Regional.

Uno de los guías penitenciarios, de quien se omite el nombre por seguridad, manifestó que trasladaba a unos internos del área de coordinación a un pabellón, cuando vio que en el patio interno del ala 1 había una riña.

Él corrió hacia la puerta y al intentar abrirla para controlar la trifulca se dio cuenta de que la llave no entraba, los reos habían metido un pedazo de cuchara de plástico para que nadie ingrese.

A través de las cámaras de seguridad se identificó a cuatro participantes en el hecho. Todos sumarán a sus anteriores procesos uno más por asesinato.

Ramiro Ortega, comandante de la Zona 8 de Policía, que comprende a Guayaquil, Durán y Samborondón, informó que el pabellón de mediana seguridad es custodiado por guías, pero policías acudieron para contener la amenaza y restablecer el orden.

“Al interior hay muchas caletas donde esconden los artículos, pero las estamos descubriendo”.

En la Penitenciaría la situación no difiere mucho. Un guía, quien también pide el anonimato, relata que siempre son amenazados y es imposible controlar a miles de internos con tan poco personal de seguridad.

Sin embargo, aparte de su vida también le preocupa lo que experimentan los privados de libertad.

Él comenta que hay internos que se están muriendo por enfermedades como tuberculosis, por problemas renales e infecciones fuertes.

“Pero también debo decir que hace siete meses no nos pagan horas extras y lo que se daña tiene que ser arreglado por nosotros mismos: vehículos, chapas, equipos de oficina”. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: