Pazmiño sería enjuiciado por frustrar detenciones

06 de junio de 2012 00:00

Al mismo tiempo que la Policía  investiga el caso de una avioneta de bandera mexicana que fue hallada en un hangar privado,  en la comuna San Pablo,  Península  de Santa Elena, el  ex jefe de Inteligencia del Ejército, Mario Pazmiño,  divulgó    información que horas después   frustró el operativo policial que se  había organizado con anterioridad  para aprehender a los sospechosos.

Ante esta situación, el ministro del Interior, José Serrano, anunció que   Pazmiño  deberá  responder penalmente por  divulgar información reservada concerniente a  la presencia de la avioneta con matrícula mexicana en Santa Elena, en un hangar en el balneario de San Pablo, a 25 kilómetros de Salinas.

Esa situación, según agregó el funcionario de Estado   en la cuenta twitter del Ministerio del Interior (@mininteriorec),  puso en riesgo la vida de los agentes que participaban de las labores de inteligencia desde las 13:00 del  2 de junio, cuando la Fiscalía inició la indagación previa.

“Vamos a continuar con las investigaciones en este proceso y ratificamos el respaldo a los policías y fiscales que luchan contra el crimen. La investigación ha sido frustrada y el operativo se cayó debido a la información divulgada por el coronel Pazmiño”, se informó a través de la cuenta  @mininteriorec y, además se aclaró  que  los sistemas de alerta sí lograron detectar el vuelo irregular antes de que aterrice la avioneta.

La aclaración se da a consecuencia  de que Pazmiño había  manifestado que la aeronave arribó el viernes  en horas de la noche,  sin ser detectada por los  radares chinos.

El ministro Serrano manifestó que el coronel Pazmiño atentó contra la seguridad del Estado al hacer pública información delicada sobre la acción que llevaba adelante la Policía, por lo que anunció que presentará una demanda penal en su contra. Asimismo, indicó que dispondrá las indagaciones para identificar  quiénes facilitaron información a Pazmiño referente a la avioneta  con el objetivo de que sean debidamente sancionados.

Añadió que  los agentes estaban tras la pista de unas 15 personas vinculadas con la aeronave interceptada, pero por la fuga de información, la acción se frustró.

La avioneta, de bandera mexicana y que aterrizó en una pista legal de propiedad de un empresario de apellido Bruzzone, tenía matrícula ecuatoriana clonada,  informó  Serrano. Desde el hangar en que se encuentra retenida la aeronave,  de placas HC-CMN,  los peritos de Criminalística   realizaron  inspecciones con respaldo de miembros  del Grupo de Intervención y Rescate (GIR).

Pazmiño indicó que fuentes extraoficiales le habrían comunicado que  Colombia informó  a la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) sobre el lugar del aterrizaje de la  avioneta, y que las autoridades mantuvieron silencio durante 5 días,  lo que catalogó como una indefensión aérea.

El pasado 13 de mayo se estrelló otra avioneta, con matrícula mexicana, en  Manabí. Las autoridades creen que  tenía vínculos con el narcotráfico. En el lugar del accidente hallaron 1,3 millones de dólares en una maleta y los cuerpos de dos hombres de nacionalidad mexicana.

Las más leídas