Otra sentencia por el 30-S

30 de octubre de 2013 - 00:00

Una nueva sentencia fue expedida ayer dentro de los hechos del 30 de septiembre de 2010. Esta vez fue para el excapitán de Policía Marco Z., quien llegó a las 09:00 al Tribunal Segundo de lo Penal de Pichincha para la reinstalación -por quinta vez- de la audiencia de juzgamiento por el delito de rebelión.

Evacuados los testimonios de los dos últimos testigos, su abogado defensor presentó los alegatos finales, tras lo cual el tribunal presidido por Patricio Calderón lo declaró culpable del delito de rebelión y le impuso una pena de 4 años de prisión.

El exoficial fue vinculado a los hechos del 30 de septiembre de 2010 luego de que lo implicaron junto a 46 policías que habrían participado en las protestas violentas que pusieron en riesgo la vida del presidente Rafael Correa.

En octubre del año pasado se efectuó la audiencia de formulación de cargos en la que el fiscal Jorge Cano se abstuvo de acusar a 32 individuos y levantó cargos contra 14, entre ellos el excapitán, quien dio declaraciones al canal público en los alrededores del antiguo aeropuerto capitalino, en donde dio a conocer su inconformidad con el Gobierno mientras decenas de policías se tomaban el Regimiento Quito e intentaban agredir al Primer Mandatario.

La Fiscalía concluyó que en su caso se habría probado la materialidad de la infracción y cometimiento del delito de rebelión, tipificado y sancionado en los artículos 218 y 221 del Código Penal y dejó pendiente el juzgamiento de Marco Z..

El delito de rebelión fue sustentado en los artículos 218 y 221 del Código Penal, según el tribunal

Tras los cuatro intentos fallidos para instalar la audiencia, el lunes 28 de octubre se inició el juzgamiento con la declaración de 12 testigos que incluyeron al comandante del Ejército, Jorge Peña; y el inspector general de Policía, Fabián Solano De la Sala, entre otros.

Hasta el momento la  Fiscalía General del Estado, con la presentación y sustentación de pruebas ante los tribunales de justicia, ha obtenido 10 sentencias por los hechos ocurridos el  30 de septiembre de 2010, a las que se suma este nuevo fallo en contra del exoficial de la Policía.

En estos procesos los jueces determinaron que 39 personas deben cumplir sentencias, que van de 18 meses a 4 años de prisión, por los delitos de homicidio, incitación a la  rebelión, tentativa de asesinato, plagio y suspensión de servicios públicos.

Otros delitos que se investigan son:  atentado contra la seguridad interior del Estado, sabotaje a servicios públicos, invasión de edificios con fines delictivos, sedición, sabotaje y terrorismo, insubordinación y sedición policial y obstaculización de vías.

Juan Carlos Sánchez, abogado defensor de Marco Z., manifestó su inconformidad con la resolución y aseguró que inmediatamente presentará un recurso de apelación antes de solicitar la casación, lo cual mantendría en suspenso la sentencia hasta que la Corte Nacional de Justicia conozca el caso y ratifique la condena.

El excapitán sentenciado también forma parte de los 84 uniformados de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) y la Policía a los cuales se les inició instrucción fiscal para investigar el presunto delito de sabotaje y terrorismo, por la toma de la pista de la base aérea del entonces aeropuerto Mariscal Sucre, de Quito.

Al final de la audiencia, Paola Mafla, excapitán de Policía, se entregó voluntariamente ante el tribunal que la condenó a cumplir una pena de tres meses de prisión.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: