Ocho casas consumidas por el fuego en Durán

17 de noviembre de 2012 00:00

“Ahora estamos endeudados con Hogar de Cristo y La Ganga, lo que con esfuerzo habíamos conseguido, hasta lo más humilde lo hemos perdido. No tenemos nada”, expresó Mayra Severino, quien rompió a llorar en los brazos de su esposo, Francisco Tigrero.

Ambos observaron su vivienda completamente calcinada. Mayra comentó que al oler y ver el humo salir de casa de su vecino, solo tuvo tiempo de sacar a su hija y a su sobrino de la casa.

Esa fue la reacción de una de las 8 familias, cuyas viviendas (6 de caña y 2 de construcción mixta)  fueron afectadas por un incendio ocurrido la mañana de  ayer en la cooperativa Valle de los Lirios, junto a la quinta etapa de la ciudadela El Recreo, en el cantón Durán.

Según Kléber Cabezas, vecino de los perjudicados, el siniestro comenzó cerca de las 11:00, cuando escucharon estallar un tanque de gas. Todos los residentes  salieron de sus casas para ayudar a las pocas personas que a esa hora se encontraban en sus hogares, antes de que otros 4 cilindros explotaran.

Lorena Severino, hermana de Mayra y también otra de las damnificadas, estaba con su hijo de 2 meses en el Centro de Salud, cuando recibió el llamado de su hermana avisándole del suceso.

Regresó con su esposo en cuanto pudo para intentar rescatar algunos de sus enseres, pero ya era tarde. Lorena lamentaba su pérdida: electrodomésticos, ropa, útiles escolares y uniformes de sus hijos, todo se carbonizó y ahora, al igual que a sus vecinos, le tocaba buscar dónde hospedarse con la esperanza de que alguna autoridad los ayude con una vivienda, vestimenta o víveres.

Se informó que a las 11:00 el Cuerpo de Bomberos de Durán recibió la alerta de incendio. Se trasladaron al lugar 30 voluntarios, 6 unidades y una ambulancia. Hasta pasadas las 14:00 seguían dispersando agua sobre los escombros que aún humeaban.

El teniente coronel Pedro Arias, del Cuerpo de Bomberos, presume que el origen del incendio fue un cortocircuito en una de las viviendas, aunque según versión de varios moradores, pudo ser causado por unos jóvenes del lugar que trataban de tumbar un panal de abejas usando un pedazo de caña guadua encendida para provocar humo.

Contenido externo patrocinado