Narcos clonan sellos para evadir control en el Puerto

24 de agosto de 2011 - 00:00

La clonación de los sellos de seguridad colocados en los contenedores es la nueva modalidad utilizada   por  los narcotraficantes  para evadir los controles policiales  en el Puerto de Guayaquil.

Javier Hrycaniuk, director de seguridad de Contecon Guayaquil S.A.,   reveló que  se han dado casos en los que  los  sellos    otorgados por la naviera a las empresas exportadoras tienen hasta  dos  duplicados.

Eso  se descubrió en  un contenedor ecuatoriano que llegó a Panamá con droga. “Al pasar la carga por el  escáner, por  considerar que tenía  algún perfil de riesgo, se detectó la irregularidad”, acotó. “En ese caso fueron decomisados 50 kilos aproximadamente”.

La forma de operar  de los narcotraficantes consiste en sacar réplicas de los  sellos y el correspondiente  número  de serie con el fin de   reemplazar a los  originales. Así las personas involucradas en el ilícito pueden -una vez roto el candado- ocultar  la droga entre los productos que se exportan.

“De los dos sellos extras que mandan a fabricar, uno lo colocan y el otro lo guardan en una funda con la droga para   cuando llegue al lugar  de   destino (Europa o EE.UU.) y sea sacado el estupefaciente  pueda ser utilizado para cerrar el contenedor”, explicó Hrycaniuk.   “Esa es la técnica más común y la más rápida que están utilizando”, relató.

Esa información relacionada con los números exactos de los sellos puede ser proporcionada  por  el camionero que conduce el vehículo  hasta el que recibió la carga. “Hay un millón de gente que sabe el número  y que puede tener uno o dos días para mandar a hacerlo”.

Detalló  que los controles en la terminal portuaria incluye la verificación de las  series.

No obstante, manifestó que al ser clonado el candado es más complicado detectar la irregularidad. A pesar de ello, confirmó,  se   toman  las medidas necesarias para detectar estas anomalías.

Indicó que en algunas ocasiones quienes aportan con información sobre estos ilícitos son los mismos  exportadores. “Es verdad cuando la Policía dice que una llamada anónima alertó sobre  la irregularidad. Muchas veces es el mismo cliente el que sospecha de un empleado infiel”, expresó.

El jefe de Antinarcóticos del Guayas, Freddy Ramos, confirmó que se han identificado casos en los que la  contaminación del container se da cuando  la carga  ingresa  a    la terminal portuaria. “Hay veces que esto ocurre  por conspiración interna de cierto personal que trabaja en el Puerto”, acotó.

Ramos recordó que el pasado 5 de agosto, durante   los controles realizados en las instalaciones se encontró  que los sellos de seguridad de un contenedor habían sido    violentados.

Precisó que ante lo descubierto y a fin de verificar novedades con la presencia del fiscal  Francisco Campos, y los representantes de la empresa Excofroz, se  procedió a   inspeccionar el contenedor y se halló droga en una   caja que contenía  brócoli.

Al revisar el contenido del cargamento, los agentes de la Jefatura Antinarcóticos  descubrieron 250 paquetes en forma rectangular, cubierta con cinta de embalaje café, con   275.449 gramos de cocaína.

Aclaró que   la   responsabilidad de  reportar alguna irregularidad en el cargamento  transportado por  el conductor del  tráiler es exclusiva del personal que labora  en las instalaciones.

No obstante, la labor de inteligencia   que  asume la situación de riegos está a cargo de la Policía Nacional.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: