20 de 100 mujeres reportan violencia dentro de la familia

- 30 de diciembre de 2019 - 00:00

El INEC realizó una encuesta en 20.880 viviendas urbanas y rurales sobre el maltrato femenino. El 64,9% de mujeres ha sufrido algún tipo de violencia. El 90,3% de agresiones no se denuncia.

Julissa O. estudiaba Enfermería antes de que su vida fuera arrebatada. Cumplió 19 años cuando conoció a Luis Alfredo Ch. con quien mantuvo una relación sentimental.

Su familia nunca hubiera imaginado que el destino de la joven terminaría trágicamente. El 9 de noviembre de 2017 su cuerpo fue localizado en un barranco de La Chorrera, en Toctiuco Alto (Quito). La joven fue reportada como desaparecida seis días antes.

La Fiscalía Especializada en Personas y Garantías siguió los movimientos de su pareja. Tras varios interrogatorios se conoció que el joven mantuvo relaciones con la universitaria. Pero decidió matarla por temor de que su esposa conociera sobre la relación extramarital.

 Al siguiente día del asesinato, el individuo tenía previsto celebrar su boda y el nacimiento de su bebé.

El pasado 27 de diciembre, Luis Alfredo Ch. fue llamado a juicio.  

La Comisión Especial de Estadística de Seguridad, Justicia, Crimen y Transparencia de la Fiscalía General reveló que entre 2014 y 2019 se registraron 371 casos de femicidio. De ese número, 255 asesinatos fueron cometidos por sus convivientes, cónyuges o parejas.

Las cifras evidencian que la violencia contra las mujeres no disminuye. Al contrario, está en aumento.

Eso lo ratifica la Encuesta Nacional sobre Relaciones Familiares y Violencia de Género contra las Mujeres, publicada el 25 de noviembre por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

En 2011, el INEC presentó un primer informe en el cual el 60,6% de las mujeres reconoció haber vivido algún tipo de violencia de género.

Ocho años han pasado desde el lanzamiento de la consulta y el informe actual reveló que la cifra se incrementó a un 64,9%, lo que evidencia que la tendencia está al alza.

La encuesta fue aplicada a 20.880 viviendas a escala nacional, entre mujeres casadas, solteras, divorciadas. Además, se tomaron en cuenta las diferencias entre violencia física, psicológica, gineco-obstétrica y otras.

Agresiones según la etnia
Entre las cifras que más llaman la atención consta la violencia psicológica como la forma más recurrente para someterlas (56,9%). A esa conducta, le sigue la violencia física (35,4%) y la sexual (32,7%).

La encuesta se enfocó en jóvenes a partir de los 15 años en adelante.

Según el documento, en los últimos 12 meses, 14 de cada 100 mujeres en el país sufrieron algún tipo de violencia en el ámbito social.

Por etnia, el documento concluyó que el 71,8% de afroecuatorianas admitió que fue víctima de algún tipo de agresión. Lo mismo ocurrió en el caso de las mestizas (65,1%), de las indígenas (64,0%) y de las montuvias (58,4%).

Denunciar previene femicidios
La encuesta posicionó a Azuay como la provincia con mayor porcentaje de violencia de género (79,2%); le siguen Morona Santiago (78,9%), Napo (77,7%), Cañar (74,9%) e Imbabura (73,6%).

Por el contrario, las provincias con “menor porcentaje de maltrato” son Santa Elena (53,5%), Chimborazo (51,9%), Los Ríos (50,3%) y Manabí (49,7%).

El 90,3% de las consultadas reconoció que no fue capaz de presentar la denuncia cuando sufrió una agresión física o contra su vida.

Susana Revelo, abogada y activista de Derechos Humanos, advirtió que abstenerse de presentar las denuncias son las primeras causas de una escalada de violencia, que desencadena femicidios.

La Secretaría de Derechos Humanos refleja estadísticas alarmantes sobre muertes violentas.

En los últimos cinco años se reportaron 231 decesos violentos de féminas de entre los 15 y 34 años. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP