Militares apoyarán en el control de calles de Babahoyo

- 22 de agosto de 2018 - 00:00
Policías en bicicleta controlan los lugares de mayor afluencia en el cantón Babahoyo, provincia de Los Ríos. Esta semana se prevé que personal de las FF.AA. se sume a los operativos de control. La medida se tomó luego de que el pasado domingo 19 de agosto, dos mujeres, madre e hija, fueran asesinadas a bala mientras atendían un negocio de comida en el centro del cantón. Este martes 21 de agosto aún velaban los cuerpos en el mismo lugar donde ocurrió el crimen.
Foto: Miguel Castro / El Telégrafo

El Gobernador de Los Ríos reveló que solo el cantón Quevedo tramita la ordenanza que prohíbe que dos hombres viajen en una moto en ciertos horarios.

El doble crimen de una madre y su hija encendió las alarmas de inseguridad en la ciudad de Babahoyo. Norma Andrade y Roxana Burbano, de 62 y 35 años, atendían un negocio de comidas en el centro de la localidad cuando dos hombres en moto llegaron y les dispararon una docena de veces.

La familia no sabe cuál fue el motivo de los asesinatos, pero creen que se relacionan con préstamos de dinero.

Camilo Salinas Ochoa, gobernador de la provincia de Los Ríos, indicó que ante este hecho de conmoción social se solicitó que personal de las Fuerzas Armadas (FF.AA) aporte en las operaciones de control junto con la Policía.

El funcionario dijo que la solicitud ya fue enviada y aseguró que esta semana los militares estarán en las calles. “Ya hemos trabajado con la fuerza militar. Desde junio de 2017, cuando empecé en el cargo, han colaborado siete veces”.

Salinas manifestó que el lunes último se reunió con personal de la Policía Nacional, ECU-911, FF.AA., Agencia Nacional de Tránsito (ANT), Gestión de Riesgos, Defensoría del Pueblo, Fiscalía y Consejo de la Judicatura.

Ahí no solo se acordó la presencia militar, sino también se analizó la posibilidad de aplicar una ordenanza municipal que restrinja la circulación de dos hombres en moto en ciertos horarios.

“A los alcaldes de los 13 cantones de la provincia de Los Ríos, les entregamos el modelo de la medida aplicada en Guayas. El único municipio que lo aprobó y que está en resoluciones administrativas es el de Quevedo. Ningún otro lo ha asumido”.

Familiares quieren que se apliquen las medidas

Wilmer Burbano, hijo y hermano de las mujeres asesinadas, indicó que los criminales no robaron nada, que no saben si las occisas tenían alguna amenaza.

Además manifestó que si bien detuvieron a dos sospechosos, estos quedaron libres porque no encontraron elementos en su contra. “Yo sí creo que debería aplicarse esa norma para que dos individuos no viajen en moto, pues así andaban los que llegaron aquí a matar”.

Él describió a las víctimas como trabajadoras y amigueras. “Mi hermana deja dos hijos menores en la orfandad”.

Wladimir Burgos, esposo de Roxana, contó que la noche del domingo su suegra atendía el comedor y su esposa regresó de una matiné para ayudarla porque estaba lleno. Ella subió, se cambió de ropa y al poco tiempo que bajó se escucharon los disparos. Pensé que eran cohetes y al asomarme al balcón vi que salieron hombres en moto. Al parecer mi suegra le prestó dinero al algún chulquero.

El padre de Roxana, quien no dijo su nombre, se mostró de acuerdo con que los militares ayuden en el control, pero “hay que tomar otras medidas para que cuando ellos se retiren de sus tareas no regresen los delincuentes”.

Aumento de muertes violentas

El Gobernador se refirió a los indicadores de los actos delictivos. “En el Distrito, que incluye además al cantón Montalvo, han subido las muertes violentas. La mayoría fue perpetrada por dos hombres en moto”.

Según cifras de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida (Dinased), en ocho meses se han registrado 23 muertes violentas, en ese período de 2017 ocurrieron 19.

Julio Esparza, jefe del centro operativo del ECU-911 de Babahoyo, dijo que monitorean 54 cámaras de videovigilancia operativas. (I)

Los parientes no saben qué ocurrió o si las víctimas estaban amenazadas, pero presumen que el hecho se relaciona con un préstamo.Los parientes no saben qué ocurrió o si las víctimas estaban amenazadas, pero presumen que el hecho se relaciona con un préstamo. Foto: Miguel Castro / El Telégrafo

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: