Médico acusado de homicidio inintencional rindió ayer su versión en caso Gastromed

28 de julio de 2012 - 00:00

Maximiliano Torres, el médico acusado de homicidio inintencional por provocar, supuestamente, la muerte de Sonia García durante una cirugía de manga gástrica hace dos meses, finalmente rindió ayer su versión en la Fiscalía de Pichincha ante el fiscal Vicente Reinoso.

En su declaración, el galeno explicó que no estuvo presente desde que se inició la operación, a las 05:30, con su hermano el médico Juan Pablo Torres, encargado de la cirugía.

Torres indicó que llegó alrededor de las 06:15 a la clínica el día de la cirugía y cuando ingresó al quirófano, le comunicaron lo sucedido. Su hermano había rasgado las venas cava, aorta y el intestino, relató.

Fue entonces cuando decidieron detener el procedimiento laparoscópico y abrir el abdomen de la paciente. Durante cinco horas trataron de suturar las hemorragias. El proceso se encuentra ya en instrucción fiscal, Torres llegó a la Fiscalía acompañado de pacientes, alumnos y familiares.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: