Con la mediación en los últimos cuatro años el Estado ahorró $ 40’598.675

- 03 de septiembre de 2018 - 00:00

Los casos de accidentes de tránsito que no tengan resultado de muerte ni lesiones de pérdida permanente de miembros accederán a este servicio.

Hace dos meses Jorge prestó una cantidad de dinero a Edwin Alberto. El plazo de la deuda venció y no fue cancelada por el deudor.
Edwin averiguó con conocidos y amigos la forma de recuperar su dinero sin ir a juicio. Uno de ellos lo direccionó al Centro Nacional de Mediación del Consejo de la Judicatura en Guayaquil.

“Planteamos el problema a la mediadora Rosa Moreira. Ella nos explicó la fórmula para llegar a un mutuo acuerdo”, dijo Edwin Alberto.

Depositaron una tasa de $ 20 en el Banco del Pacífico y luego acudieron a la audiencia de mediación el lunes 27 de agosto. Después de cerca de dos horas firmaron un acuerdo para que el deudor pague las cuotas que se fijaron ante la Dra. Moreira.

“El sistema me pareció bueno, porque se evitan trámites engorrosos con abogados y jueces”, expresó Edwin.
Jorge admitió que contrajo la deuda y no la canceló. Cuando acudieron a mediación, llegaron a un compromiso de pago a través de la firma de un documento.

El presidente de la Corte Provincial de Justicia de Guayas, Gabriel Manzur, va más allá de lo que significa la mediación.

“Es un proceso ágil, rápido y efectivo, en el cual a través del diálogo se construyen acuerdos que benefician a las partes y que tiene la misma validez de una sentencia de última instancia”.

Explicó que las partes no necesitan de un abogado para asistir a la audiencia. Por ejemplo, Jorge y Edwin consiguieron un acuerdo de pago sin la presencia de un jurista.

El Estado también se beneficia de la mediación, pues en los últimos cuatro años se ahorraron $ 40’598.675 por el incremento del uso de este servicio. Solo de enero a julio de este año se economizaron $ 5’407.025.

De acuerdo con el departamento de Planificación y Estadística de la Función Judicial, un juicio cuesta $ 470 y un caso de mediación $ 145.

La diferencia de esto es de $ 325 por cada causa resuelta con este sistema, explicó Cielito Mora Baca, coordinadora Técnica en Guayaquil.

Pero en la mediación no todo es gratis. Según Mora, el usuario pagará una tasa inicial de $ 20 en casos que representen valores.
Para ella, el mediador “garantiza de que el acuerdo al que las partes lleguen no vulneren sus derechos”.

Hasta el momento trabajan 159 mediadores en 140 oficinas instaladas en 115 cantones de las 24 provincias del país.

Los sicólogos que actúan en las audiencias con temas de familias mejoran el diálogo entre las partes, lo que beneficia a sus hijos, sostuvo Jorge Herrera, coordinador de cantones de Guayas.

Con la mediación el trabajador obtiene su liquidación pronto y se evita un proceso judicial que le representará gastos, indicó Liggia Naranjo. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: