Versiones encontradas en hallazgo de madre e hija

- 17 de julio de 2018 - 00:00

Según las autoridades, María José Ponce abandonó su casa con su hija Sofía por problemas domésticos y viajó a Perú. Las redes sociales permitieron ubicarlas.

La localización en territorio peruano de María José Ponce, de 28 años, y de su hija Lirio Sofía, de 4, se produjo gracias a las redes sociales, supuestamente con la ayuda y conocimiento de los familiares de la joven madre y de la pequeña.

Así lo afirman la Policía  Nacional y la Fiscalía General del Estado, quienes hablan de un encuentro pactado.

El general Víctor Araus, jefe de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased), detalló que mediante una publicación en una red social se ubicó a la mujer y a la niña.

Los investigadores programaron el encuentro con María José a las 18:00 del domingo 15 de julio en el parque de la población de Órganos, a 20 kilómetros del balneario de Máncora, en el norte de Perú.

El oficial detalló que toda la investigación y búsqueda de María José y su hija se efectuó con el pleno conocimiento de la familia y de sus representantes legales.

Aclaró que el encuentro se realizó en un lugar público, al que acudieron María José y Sofía sin ningún acompañante.

La fiscal Edith Arévalo, quien lleva adelante la investigación por la desaparición, señaló que en el proceso no se han encontrado por ahora evidencias sobre la materialización de un delito.

“Hasta el momento no contamos con elementos que nos hagan presumir que en la desaparición se pueda comprobar la existencia de un delito; en cuanto al tema de sospechosos, nosotros investigamos una presunta desaparición”.    

De igual manera, Araus recalcó que las motivaciones de la desaparición se conocerán cuando se tome la versión de la víctima.

“Desde el 9 de julio ubicamos a María José en Perú, pero es complejo dar con una persona desparecida cuando esta se encuentra  fuera del territorio nacional”, comentó la fiscal, quien participó en una rueda de prensa este lunes junto con el jefe de la Dinased.

Contacto por redes sociales

Arévalo agregó que el mencionado día el investigador Miguel Egas y el abogado de la familia, Esteban Cruz, se comunicaron con María José a través de Messenger.

“El agente me dijo que la joven se estaba comunicando e inmediatamente establecimos procedimiento para dar con su paradero lo más pronto posible”, recalcó la fiscal Arévalo.

Ante la certeza de la ubicación de la mujer y la niña, el sábado 14 de julio el agente policial Egas viajó a Perú e invitó a los familiares al encuentro. La madre de María José y el abogado de la familia viajaron de inmediato.

“En la ciudad norteña de Piura se tomó contacto con la persona presuntamente desaparecida y esta aceptó reunirse en el parque del poblado de Órganos”, expresó la representante de la Fiscalía.

Datos de los familiares y autoridades indicaron que el arribo de María José, Sofía, su madre y el abogado estaba previsto para la tarde del lunes 16 de julio. La familia llegaría vía aérea al aeropuerto de Quito.

María José Ponce estudió Ciencias Políticas, es acompañante de parto y activista de Derechos Humanos y de Género. El Ministerio del Interior y la Policía informaron que el 96% de casos de desaparición ha sido resuelto.

La familia pide seguir la investigación

Sin embargo, Alejandra Ponce, hermana de María José, niega la versión de las autoridades. “La Policía Nacional está tratando de minimizar las cosas y llevarse el crédito de todo, cuando fuimos la familia y la sociedad civil quienes nos organizamos (para encontrarlas)”.

Ponce aseveró que las redes sociales (Facebook Messenger) fueron una herramienta importante para dar con el paradero de María José. “Si no decimos que estamos inconformes, estos casos se seguirán dando”.

Para los familiares, María José y su hija fueron víctimas de un delito y piden a la Fiscalía que investigue a unas personas que se habrían contactado con ella a través de Facebook Messenger y estarían presuntamente involucradas en la desaparición.

Alejandra Ponce está segura de la existencia de redes que contactan mujeres a través de Facebook, para secuestrarlas. Esa sería la manera en que María José conoció a los presuntos plagiadores. “Por medio de redes sociales operarían estos delincuentes”, agregó la denunciante.

Ella hizo un llamado a la Fiscalía para que no cierre el caso porque para la denunciante, una vez que se tome la versión de su hermana se revelará la verdad.

Además ratificó que la desaparición no está ligada con problemas familiares, como hasta ahora estiman las autoridades policiales y de la Fiscalía. Alejandra Ponce anunció que en los próximos días pedirá una reunión con las autoridades pertinentes. (I)

Detalles
Debate en redes sociales
La desaparición de María José y su hija causó conmoción en la ciudadanía. Las redes sociales fueron un elemento importante para dar con el lugar en donde se encontraban. Los usuarios de la red debatieron sobre la existencia de un plagio.

22 días estuvieron aparentemente desaparecidas la mujer y la niña. El 9 de julio fueron ubicadas.

Polémica en entorno familiar
María José se comunicó a través de su página de Facebook, el martes 10 de julio, para decir que abandonó el hogar voluntariamente. La familia rechazó esa versión y ratificó que estaba secuestrada. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: