Los patios de retención vehicular no se abastecen

02 de abril de 2011 - 00:00

Automóviles del año, ambulancias, camionetas de trabajo, buses, motos y hasta bicicletas tienen saturados los  patios de retención vehicular de varios sitios del país.

Así lo reveló el  vocero de la Dirección Nacional de Tránsito, Juan Zapata, quien explicó que uno de ellos es el patio de  retención vehicular de Calderón, ubicado al norte de Quito.

Actualmente, este lugar alberga a  2.124 carros que reposan, en su mayoría, chocados, averiados y algunos de ellos convertidos en chatarra.

Con este panorama, las  reformas a la Ley de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial, que entraron en vigencia este 29 de marzo, presentan un primer inconveniente.

Las reformas señalan que los conductores responsables de accidentes de tránsito, por conducir en estado de embriaguez o bajo los efectos de drogas, en los que resultaren personas  lesionadas serán sancionados con prisión y multa.

A esto,  el Art. 165.1 de la reforma señala que “los vehículos, en el caso de accidentes de tránsito, serán trasladados hasta un centro de retención vehicular para continuar con la cadena de custodia que servirá para las diligencias”.

Ante este escenario, la Policía reconoce que no se encuentran preparados para acoger más vehículos en los actuales patios de retención vehicular,  especialmente en  las grandes urbes, como Quito y Guayaquil.

El capitán Xavier Chango, jefe (e) del patio de retención vehicular de Calderón, señaló que ya no poseen capacidad para albergar más carros. La utilización de este terreno abarca el  90 y 95 por ciento del espacio físico,  llegando a la capacidad límite, acotó el oficial.

El promedio  de 2.000 automotores más 579 motos y 90 bicicletas es el escenario en este lugar, que según Chango ha bajado su ingreso en los dos últimos meses. Por ejemplo, en un fin de semana antes ingresaban 100 vehículos. Ahora, aproximadamente, de 40 a 50.

Mencionó disposiciones como eliminar el requisito del pago de una grúa particular, entre los demás documentos exigidos, según el caso, lo cual  no era legal, afirmó.

En la actualidad, los usuarios deben pagar solamente los valores correspondientes al garaje y el uso de  la grúa policial.

Esto se eliminó luego de varias denuncias de usuarios que afirmaban cobros excesivos de parte de grúas particulares aumentando desde 3 hasta 10 km y no era una situación fija.

El oficial explicó que cada km se cobra a 3 dólares en vehículos livianos y 5 dólares el pesado.

Se prepara informe

Zapata explicó que  se encuentran realizando un informe al Ministerio de Transporte sobre la posible sobredemanda de vehículos.

Se prevé crear un espacio para la construcción de un centro de detención para conductores cerca de este lugar.

Zapata señaló que en el caso de ingresar a más personas a las celdas de tránsito, no hay espacio.

A este problema se suma la carencia de fotorradares y cámaras fotográficas para detectar los vehículos que viajen a exceso de velocidad. “Si la agencia no nos da, no podemos aplicar eso”, indicó.

El director nacional de Tránsito, Edwin Báez, señaló que el próximo miércoles 6 de abril tendrán una reunión con los jefes provinciales para conocer los problemas de cada zona. En la cita se conocerán las inquietudes para transmitirlas a la Agencia Nacional de Tránsito en cuanto a gastos de inversión.

El director ejecutivo de este organismo, Ricardo Antón, aclaró que en el caso de los vehículos  ya se adquirieron equipos tecnológicos para entregar al infractor una prueba, como un video o fotografía de la contravención que cometió.

Caso contrario, los agentes de Policía o miembros de la Comisión de Tránsito del Guayas, según el Art. 145 de la ley, no podrán detener a los ciudadanos por exceso de velocidad, evitando los malos procedimientos de detención que se han dado en más de una oportunidad por parte de los uniformados, destacó.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: